RELACIONES ÍNTIMAS

    20
    Titulo original: Intimate Relations
    Año: 1996
    País: Canadá - Gran Bretaña
    Duración: 105 min.
    Dirección: Philip Goodhew.
    Guión: Philip Goodhew.
    Música: Lawrence Sharagge.

    Intérpretes

    Julie Walters, Rupert Graves, Matthew Walker, Laura Sandler, Holly Aird, Les Dennis, Liz McKechnie, James Aiden, Michael Bertenshaw, Judy Clifton, Christopher Cook, Candance Hallinan, Charles Hart, Amanda Holden y Nicholas Hoult.

    Sinopsis

    La armonía familiar de los Beasley, una familia modélica de una apacible ciudad de provincias formada por Stanley Beasley (Matthew Walker), un veterano combatiente en la Primera Guerra Mundial, su mujer Marjorie (Julie Walters) y su hija menor Joyce (Laura Sadler), se ve súbitamente amenazada cuando deciden alojar un huésped en casa. Este hombre, llamado Harold Guppy (Rupert Graves), se verá acosado por madre e hija en una trama de rivalidades, engaños y chantajes que tendrá un trágico desenlace. El joven Harold se refugia en casa de los Beasley esperando superar los traumas causados por una infancia desgraciada, pero lo que no se espera es que se va a convertir en el centro de los deseos lascivos de Marjorie y su hija Joyce, que pugnan con saña por acostarse con él, mientras que el padre de familia, que sufre una cojera y está permanentemente alcoholizado, asiste impávido a estas pasiones.

    Comentario

    Película basada en un crimen real ocurrido en la Inglaterra de los años 50, que se inicia como una comedia ácida para ir desembocando paulatinamente en tragedia. Está dirigida por el actor, director y productor de teatro Philip Goodhew que muestra el lado más oscuro y sórdido de la sociedad británica, presentando las relaciones eróticas que se desarrollan entre un huésped al que alquilan una de las habitaciones de la casa familiar una típica madre, con hijas casadas y nietos, y su hija pequeña, una quiceañera, ante la alcoholizada mirada de su madre. Gooddhew muestra lo peor de la sociedad con un cierto toque de humor negro, sin hacer hincapié en ellas.