REINA ZANAHORIA (1977)

    Titulo original: Reina Zanahoria
    Año: 1977
    País: España
    Duración: 95 min.
    Dirección: Gonzalo Suárez.
    Guión: Gonzalo Suárez.
    Música:

    Luis de Pablo.


    Intérpretes

    José Sacristán, Marilina Ross, Fernando Hilbeck, Fernando Fernán Gómez, Diana Polakov, Concha Gómez Conde, José María Pou, Martín Adjemian y Rafael Díaz.

    Sinopsis

    Enterado de que Úrsula Alejandra Nicholson (Marilina Ross), la reina estadounidense de las zanahorias, viaja de incógnito a España, J. J. (Fernando Fernán Gómez), director de una agencia de publicidad, trata de que les conceda la exclusiva de sus campañas, con la ayuda de su secretaria y amante Silvia (Diana Polakov) y también de sus ejecutivos Gustavo (Fernando Hilbeck), Fernando (José María Pou) y Enrique (Rafael Díaz). Dado que Úrsula Alejandra Nicholson se ha casado cuatro veces, J. J. hace un retrato robot de su marido ideal, con determinadas partes de la cara de cada uno de los anteriores, y buscan al prototipo resultante para darle un cursillo para que consiga enamorarla y firme el contrato de la exclusiva. El elegido es Jacinto (José Sacristán), un pobre vendedor a domicilio que, no solo logra enamorar a Úrsula Alejandra Nicholson, sino también que pierda su frigidez, deje de ser virgen y alcance su primer orgasmo, pero ella solo le quiere para hacerse una foto juntos en la cama y conseguir el divorcio de su último y terrible marido. Sin embargo cuando Úrsula Alejandra Nicholson se entera de la historia y conoce a J. J., se da cuenta de que se ha equivocado al hacer la foto-robot y que J. J. es su marido ideal.

    Comentario

    Tras Parranda Gonzalo Suárez realizó esta extraña y divertida película en la que une los planteamientos estéticos de sus comienzos con un una profundidad temática llena de guiños al espectador: La historia de un publicista se propone hacerse con la cuenta de la reina de las zanahorias norteamericana es brillante y divertida, con un Suárez que controla con mano de hierro a los actores, el perfecto ensamblaje del guión y el ritmo en el montaje final. De la farsa disparatada, en la que no desdeña el empleo de elementos del absurdo, salta a la sátira política, a la solfa irónica sobre los mitos norteamericanos del éxito, el dinero, el poder y demás constantes de una sociedad simbolizada burlonamente en la reina de la zanahoria. Destacan las interpretaciones de Marilina Ross y de José Sacristán que hacen creíbles los ingeniosos diálogos escritos por Suárez.