REINA SANTA (1947)

    Titulo original: Reina Santa
    Año: 1947
    País: España - Portugal
    Duración: 110 min.
    Dirección: Rafael Gil
    Guión: Antonio Tudela, Luna de Oliveira, basado en un argumento de Rafael Gil, Tavares Alves, Luna de Oliveira y Aníbal Contreiras.
    Música: Ruy Coelho.

    Intérpretes

    Maruchi Fresno, Antonio Vilar, Fernando Rey, Luis Peña, María Asquerino, José Nieto, Francisco Rabal, Juan Espantaleón, María Martín, Fernando Fernández de Córdoba, Milagros Leal, Gabriel Algara, Rafael Luis Calvo, José Prada, Félix Fernández, Conrado San Martín, Barreto Poeira, Virgilio Teixeira, Julieta Castelo, Carmen Sánchez, Emilio G. Ruiz, Manuel Guitián, Joaquina Almarche, Manrique Gil, Joaquín Pujol, José Franco, Luisa España, Santiago Rivero, Julio F. Alymán, Francisco Hernández, Elvira Real, Mercedes Castellanos, Alfonso de Córdoba, Fernando Fresno y José Jaspe.

    Premios

    Premio al Mejor Director del Círculo de Escritores Cinematográficos Seleccionada para el Festival Internacional de Cine de Venecia

    Sinopsis

    Año 1288. El reino de Portugal se ve asolado por las luchas entre el rey Dionisio I (Antonio Villar) y su hermano don Alfonso. Con la boda de Dioniso e Isabel de Aragón (Maruchi Fresno), hija del rey Pedro III (Fernando Fernández de Córdoba), convenida cuando ella era sólo una niña, surge la alianza entre Portugal y Aragón. En medio de las intrigas de los cortesanos, Isabel se refugia en la piedad, al tiempo que la mortifica el hecho de no haber podido dar un heredero a su marido, que tiene varios hijos bastardos. Además Don Álvaro (Barreto Poeira) confidente del monarca, odia a don Nuño de Lara (Luis Peña), que le derrotó en duelo, y le hace creer a Dioniso que su esposa es amante de dicho caballero.

    Comentario

    Una de las reconstrucciones históricas del siempre solvente Rafael Gil (que codirigió el filme con Henrique Campos y Aníbal Contreiras) sobre Isabel de Aragón (1271 – 1336), reina de Portugal por su matrimonio con Don Dionisio y que llegó a ser santa, canonizada en 1621 por el Papa Urbano VIII. La película fue un fastuoso melodrama y una enorme superproducción para la época destacando la interpretación de Maruchi Fresno. Esta película, junto a “Locura de amor”, de Juan de Orduña, se consideran las cumbres del cine histórico español de posguerra.