REGRESO AL PLANETA DE LOS SIMIOS (1970)

    45
    Titulo original: Beneath the planet of the apes
    Año: 1970
    País: EE.UU.
    Duración: 91 min.
    Dirección: Ted Post.
    Guión: Paul Dehn, según un argumento de Paul Dehn y Mort Abrahams, basado en caracteres de personajes creados por Pierre Boulle.
    Música: Leonard Rosenman.

    Intérpretes

    James Franciscus, Linda Harrison, Kim Hunter, Maurice Evans, Paul Richards, Victor Buono, James Gregory, Jeff Corey, Natalie Trundy, Thomas Gomez, David Watson, Don Pedro Colley, Tod Andrews, Gregory Sierra, Eldon Burke, Lou Wagner, Charlton Heston, James Bacon y Roddy McDowall.

    Sinopsis

    Taylor (Charlton Heston) y Nova (Linda Harrison) siguen adentrándose a la zona prohibida, donde el astronauta desaparece en las rocas. Una nueva nave procedente del espacio y del tiempo, que partió en misión de rescate de la nave de Taylor, aterriza al mando del astronauta Brent (James Franciscus), que acude en busca de los desaparecidos. Vuelve a encontrarse con los simios que dominan el mundo, relegando a los humanos a la esclavitud y es ayudado por la doctora Zira (Kim Hunter) y el doctor Cornelius (David Watson). Gracias a Zira seguirá las huellas de Taylor hasta la Zona Prohibida, en cuyas catacumbas, lo que son las ruinas del metro de Nueva York, encuentra a una raza humana mutante, superviviente del holocausto, con terribles secuelas, que adora a un misil capaz de exterminar la vida en la tierra, que poseen poderes telepáticos. Los simios acaban siguiendo a James y motivando la explosión del misil.

    Comentario

    Primera de las secuelas que conoció la primera versión de "El planeta de los simios" que dirigió Franklin J. Schaffner a partir de la novela de Pierre Boulle. Los simios descubren la existencia de una zona prohibida que se encuentra poblada por humanos mutantes que lograron sobrevivir al holocausto nuclear. Ese descubrimiento abrirá ciertos interrogantes sobre el origen de la raza simia que las autoridades pretendían mantener en secreto. Aunque sin llegar a los importantes hallazgos argumentales y formales que distinguieron al modelo original, esta secuela conserva todavía el espíritu del relato de Boulle, aunque ya sin Charlton Heston (que solo aparece haciendo un breve cameo), que se verá alterado hasta la contradicción en sucesivas entregas de la saga.