PUNTO LÍMITE

    22
    Titulo original: Fail-Safe
    Año: 1964
    País: EE.UU.
    Duración: 112 min.
    Dirección: Sidney Lumet.
    Guión: Walter Bernstein, basado en una novela de Eugene Burdick y Harvey Wheeler.

    Intérpretes

    Dan O'Herlihy, Walter Matthau, Frank Overton, Ed Binns, Fritz Weaver, Henry Fonda, Larry Hagman, William Hansen, Russell Hardie, Russell Collins, Sorrell Booke, Nancy Berg, John Connell, Frank Simpson, Hildy Parks, Janet Ward, Dom DeLuise, Dana Elcar, Stewart Germain, Louise Larabee y Frieda Altman.

    Sinopsis

    Durante la visita del senador Raskov (Sorrel Rocke) a una de las bases del mando estratégico en Omaha, se produce una alarma que obliga a los bombarderos americanos que están en el aire, a dirigirse con su cargamento de bombas atómicas hacia una ciudad rusa. Cuando llegan a un punto determinado, reciben órdenes de Washington para que vuelvan sobre sus pasos y se reintegren a sus bases, pero el mecanismo automático causa un fallo electrónico y deja a una de las escuadrillas en el aire en señal de alerta a punto de pasar a la situación de alerta definitiva. El mecanismo de aviso sigue sin funcionar y no hay manera de hacerles volver, por lo que se envía a un grupo de cazas para derribarlos. El Presidente de los Estados Unidos (Henry Fonda) utiliza el teléfono rojo para hablar con el Premier ruso autorizándole para que derribe los bombarderos estadounidenses.

    Comentario

    Tras la crisis de los misiles de Cuba y en pleno auge de la guerra fría, Eugene Burdick y Harvey Wheeler publicaron una novela que especulaba sobre como un simple fallo de comunicaciones podía desencadenar la tercera guerra mundial. Stanley Kubrick que preparaba Teléfono rojo ¿volamos hacia Moscú? Acusó de plagio a los autores, y en el litigio tuvo que mediar la Columbia, que producía a Kubrick y tenía los derechos de la novela y se preparaba para llevarla al cine de la mano de Sidney Lumet, para desactivar el proceso. La única condición impuesta por Kubrick es que su película se estrenase antes que la de Lumet, lo que acabó perjudicando a Punto Límite. Un año después aún se haría otra película sobre un tema similar, Estado de alarma (The Bedford Incident), que dirigió James B. Harris.