PROMETHEUS (2012)

    Titulo original: Prometheus
    Año: 2012
    País: EE.UU.
    Duración: 124 min.
    Dirección: Ridley Scott
    Guión: Jon Spaihts y Damon Lindelof.
    Música: Marc Streitenfeld. Tema musical: "Preludio para Piano en D-flat Mayor (Raindrop) Op.28,n.15", de Frédéric Chopin.

    Intérpretes

    Charlize Theron, Noomi Rapace, Michael Fassbender, Idris Elba, Guy Pearce, Logan Marshall-Green, Sean Harris, Rafe Spall, Emun Elliott, Benedict Wong, Kate Dickie, Branwell Donaghey, Vladimir Furdik, C.C. Smiff, Shane Steyn, Ian Whyte, John Lebar, Daniel James, Patrick Wilson, Lucy Hutchinson, Giannina Facio, Anil Biltoo, Louisa Staples, James Embree, Florian Robin, Matthew Burgess, Eugene O Hare, Richard Thomson, Jenny Rainsford, Philip McGinley y Rhona Croker.

    Sinopsis

    Año 2085. Tras decubrir en una cueva restos de pinturas prehistóricas que señalan una extraña conjunción de planetas, una constante a la que diferentes civilizaciones a lo largo de la historia, han dejado testimonios, se prepara una expedición de científicos y exploradores que en la nave Prometheus, perteneciente a la compañía creada por Peter Weyland (Guy Pearce), ya fallcido, surca el espacio en busca de ese planta central que explique quienes fueron los ingenieros, los creadores de la raza humana. A bordo, debidamente hibernados, los exploradores y científicos Elizabeth Shawn (Noomi Rapace) y Charlie Holloway (Logan Marshall-Green) con motivaciones absolutamente distintas. Además la hija de Weyland, Meredith Vickers (Charlize Theron), el capitán Janet (Idris Elba), el geólogo Fifield (Sean Harris), el científico Milburn (Rafe Spall), la doctora Ford (Kate Dickie), los copilotos Chance (Emun Elliott) y Ravel (Benedict Wong), y David (Michael Fassbender), un androide que aparenta saber mucho más de lo que dice y que es el único que permanece despierto durante los tres años de travesía, cuyo tiempo lo usa en jugar al baloncesto y en ver una y otra vez “Lawrence de Arabia”. Una vez en las proximidades del planeta LV 223, que es el destino final del Prometheus, David despierta a los tripulantes de la nave y logran aterrizar en un lugar con una enorme cúpula que obviamente no puede haber sido obra de la naturaleza. En su interior, los exploradores decubren que existe una atmósfera artificial que permite respirar normalmente, y unas cuantas sorpresas. El cuerpo degollado de una criatura y una estatua gigantesca considerada rápidamente como uno de los “ingenieros”, que está rodeada de centenares de cilindros estratégicamente situados. Pronto descubrirán que aquellos que un día crearon la vida en la Tierra ahora quieren destruirla.

    Comentario

    Una fascinante visión del mundo del futuro en donde el hombre se cuestiona sobre sus orígenes. Ridley Scott regresa al universo “Alien” (con la que según sus palabras comparte el mismo ADN) para crear una enorme metáfora sobre el titán griego Prometeo, que desafió a los dioses al proporcionar a los humanos el don del fuego, por lo cual fue terriblemente castigado. El tema central del filme es el de la relación que el ser humano establece con los dioses –los seres que nos crearon– y lo que sucede cuando se les desafía. Lo más destacado del filme es su textura visual, apoyada por una fotografía en 3D, La historia de una expedición por el espacio en busca de los “ingenieros” creadores de la vida en la tierra, creyendo que se dirigen al paraíso para descubrir la respuesta de cuestiones fundamentales. Pero lo que encuentran es un oscuro, siniestro y aterrador mundo, que para estos seres tan solo es una parada en el camino.