PRIMERAS LUCES DEL ALBA

    23

    Todo comienza con la imagen de una reunión entre dos hermanos. Edo (Gianmarco Tognazzi) y Saro (Francesco Giuffrida) se encuentran en una estación de tren de un pueblo siciliano soleado y silencioso. Dos meses antes sus padres habían sido asesinados por la mafia. Edo y Saro no son héroes, ni se han unido ahora para investigar los crímenes de la mafia. Los dos tienen carácter frágil y han sido heridos por la muerte de sus padres. Hace mucho tiempo que no se veían, desde que el primero dejó el pueblo para emigrar al norte buscando éxito y dinero. Ahora es la ocasión para reencontrarse con ellos mismos, y darse cuenta que son distintos y casi unos extraños el uno para el otro. La aparente autoseguridad de Edo, un ingeniero respetado e influyente yuppie, está en completo contraste con la oscuridad opresiva del interior de Saro, de 20 años y confinado a una silla de ruedas, con sus sueños y alucinaciones. Por las noches reza por la salvación de sus padres e incluso llega a confesar a su hermano cuando éste vuelve a casa. Dos caras de la misma moneda: la dificultad de vivir en armonía con sus propios mundos. Edo debe reconstruir su relación con el hogar y el pueblo del que escapó. Se siente atraído pero al mismo tiempo odia su tierra y de alguna forma sus sentimientos son también extensibles a su hermano. Entre Edo y su hermano hay un conflicto entre dos elecciones de vida, permanecer en Sicilia a pesar de todo o comenzar con un nuevo destino en cualquier otro lugar. Resistir o desistir, dos formas diferentes de enfrentarse a la adversidad y el mal. Ambos discuten y debaten los pros y los contras de vivir en una bella área costera donde las ejecuciones de la mafia son comunes. Es difícil para Edo encontrar su camino en el mundo de Saro. No está seguro de cuanto tiempo va a estar en su ciudad natal y sólo sabe que no se siente muy a gusto allí. No conoce ya a la gente y su hermano se ha convertido en un desconocido para él. Pero tiene que convertirse en un ejemplo viviente, un espejo para Saro para que pueda salir de