PRIMER (2004)

    23
    Titulo original: Primer
    Año: 2004
    País: EE.UU.
    Duración: 78 min.
    Dirección: Shane Carruth
    Guión: Shane Carruth
    Música: Shane Carruth

    Intérpretes

    Shane Carruth, David Sullivan, Casey Gooden, Anand Upadhyaya, Carrie Crawford, Jay Butler, John Carruth, Juan Tapia, Ashley Warren, Samantha Thomson, Chip Carruth, Delaney Price, Jack Pyland, Keith Bradshaw, Ashok Upadhyaya, Brandon Blagg, Jon Cook, David Joyner y Eric De Soualhat.

    Premios

    Gran Premio del Jurado a la Mejor Película en el Festival de Cine de Sundance Premio a la Mejor Película de la Sección Oficial Fantastic del Festival de Cine Fantástico de Sitges.
    Seleccionada para la Sección Oficial del Festival de Cine Fantástico de Oporto (Fantasporto)

    Sinopsis

    En la ciudad ficticia de Copper, un suburbio de Dallas (Texas), a principios del siglo XXI, cuatro ingenieros, Aaron (Shane Carruth), Abe (David Sullivan), Robert (Casey Gooden) y Phillip (Anand Upadhyaya), trabajan para una corporación durante el día y tienen un negocio llamado Emiba Devices en el cual trabajan durante la noche en el garaje de Aaron construyendo y vendiendo tarjetas JTAG. Con las ganancias de su trabajo, el grupo financia proyectos con los que esperan obtener la atención de algunos inversores. Después de una discusión sobre qué proyecto deberían realizar, Aaron y Abe comienzan a trabajar independientemente en una máquina que reduce el peso de cualquier objeto. El dispositivo funciona a la perfección, pero tiene un efecto secundario inesperado: Abe descubre que crearon accidentalmente una máquina del tiempo. Abe se lo dice a Aaron y después de varios experimentos, deciden excluir a Robert y a Phillip diciéndoles que el garaje está siendo fumigado. Abe construye un prototipo lo suficientemente grande para albergar una persona, lo usa para viajar al día anterior y le revela los detalles a Aaron. Ambos construyen una máquina adicional. Las máquinas (a las cuales se refieren como «cajas») pueden transportar al usuario de vuelta al momento en el que fueron encendidas y a una velocidad temporal «normal». La «caja» tiene que estar activa en el momento al que el usuario quiere viajar de vuelta. Cuando el usuario desea regresar, debe apagar la máquina y, antes de que se detenga completamente, entrar en la «caja». El usuario permanece en la «caja» la cantidad de tiempo que ha pasado desde que fue activada y después salir en el momento en que fue encendida. Por ejemplo, si la máquina es encendida al medio día y el usuario aguarda hasta la 6 p.m., entonces debe apagarla, entrar en la máquina y permanecer allí durante 6 horas. Cuando sale, vuelve a ser el mediodía. Si el usuario permanece en la máquina, continuaría viajando entre el mediodía y la 6 p.m. continuamente. Los objetos que hacen esto muestran signos de envejecimiento severo. Abe y Aaron usan la máquina para aprovecharse del mercado de acciones, pero con el tiempo se vuelven más atrevidos y empiezan a experimentar con sus propias vidas. Sin embargo, sus experimentos acaban cuando descubren que Thomas Granger (Chip Carruth), el patrocinador inicial del grupo, al parecer había usado una de las cajas para viajar en el tiempo por razones desconocidas. Granger sufre un colapso y entra en coma. Aaron comenta que esto sólo sucede cuando Abe está cerca. Abe, consternado por la situación, decide que los viajes en el tiempo son muy peligrosos y viaja al pasado para tratar de detener la construcción de la máquina usando otra máquina que construyó secretamente antes de revelarle a Aaron la verdad sobre la máquina. Sin embargo, sin que Abe lo sepa, Aaron ya ha usado esta máquina para intervenir en una fiesta en la que uno de los invitados entra con una escopeta con la intención de matar a Rachel Granger (Samantha Thomson). Aaron trata de evitar esto para que el invitado sea arrestado y para que él pueda convertirse en un héroe. Aaron reemplazó la máquina construida secretamente con un duplicado que llevó consigo. Abe usa la máquina duplicada para viajar al pasado y, después de reunirse con Aaron, se desmaya. Se revela que Aaron ha estado usando una grabadora para recitar la conversación que tuvieron al principio del filme. Después de darse cuenta que Abe ha usado el duplicado, Aaron le explica que ya ha usado la máquina secreta dos veces. Su primer intento fracasó, por lo que cuando viajó de nuevo usó una grabación de las conversaciones de su primer intento para prevenir cambios excesivos. Después de que Aaron se encontró y peleó con la versión de sí mismo que viajó la primera vez, Aaron y Abe deciden permitir al Aaron que viajó dos veces continuar con sus intentos. Ambos comienzan a experimentar los efectos secundarios del viaje en el tiempo, sangrando por la orejas y teniendo dificultad a la hora de escribir. Ambos tratan de cambiar los eventos de la fiesta juntos y tienen éxito. Sin embargo, debido a los engaños, su amistad termina destruida y ambos se separan. Un Aaron abandona el país, mientras que otro (el narrador) usa la máquina para viajar de nuevo. Abe permanece en la ciudad para impedir que los Abe y Aaron originales puedan usar las máquinas. Se sugiere que él planea dañar las máquinas para que sus dobles crean que el experimento fue un fracaso y busquen otro proyecto. Al final se revela que el narrador de la película es el Aaron que viajó en la máquina de emergencia la primera vez y que su narración es una conversación telefónica con alguien. Aunque nunca se dice quien es éste «alguien», se deduce que es el Aaron que no sabe nada sobre el viaje en el tiempo, quien permaneció drogado y atado en un ático. La última escena del filme muestra a uno de los Aarons ordenando a un grupo de trabajadores francófonos que coloquen placas de metal en las paredes de una bodega, indicando que planea construir una máquina del tamaño de un edificio.

    Comentario

    Compleja pero fascinante película fantástica dirigida, escrita, protagonizada y musicalizada por Shane Carruth sobre cuatro ingenieros que trabajan en un garaje construyendo objetos inclasificables, descubren por casualidad un mecanismo para viajar en el tiempo que podría hacerles conseguir todo lo que ellos quisieran... Shane Carruth era matemático e invirtió los 7000 euros que tenía ahorrados en hacer esta película de ciencia ficción en la que lo hizo todo.