PRESUNTO INOCENTE

    Titulo original: Presumed innocent
    Año: 1990
    País: EE.UU.
    Duración: 127 Min.
    Dirección: Alan J. Pakula
    Guión: Frank Pierson y Alan J. Pakula basado en una novela de Scott Turow.
    Música: John Williams. Temas musicales: "MacNamara’s Band"; y "Let The Drummed Loose", interpretado por Y. C. Smith.

    Intérpretes

    Harrison Ford, Brian Dennehy, Raul Julia, Bonnie Bedelia, Paul Winfield, Greta Scacchi, John Spencer, Joe Grifasi, Tom Mardirosian, Anna Maria Horsford, Sab Shimono, Bradley Whitford, Christine Estabrook, Michael Tolan, Madison Arnold, Ron Frazier, Jesse Bradford, Joseph Mazzello, Tucker Smallwood, Leland Gantt, Teodorina Bello, David Wohl, John Michael Bennett, Bo Rucker, Peter Appel, John Ottavino, Robert Katims y Joseph Carberry.

    Sinopsis

    La espada de la justicia es de doble filo, según descubre el fiscal Rusty Sabich (Harrison Ford) cuando una serie de revelaciones provocadoras le convierten en el principal sospechoso de un sensacional caso de asesinato. Sabich es elegido para investigar el caso del asesinato de Caroline Polhemus (Greta Scacchi), una atractiva colega con la que ha estado manteniendo una apasionada relación extraconyugal. Al tiempo que la investigación avanza, la vida de Sabich queda al descubierto. Su jefe, el fiscal Raymond Horgan (Brian Dennehy) cree que es culpable, Bárbara (Bonnie Bedelia), la esposa de Sabich, está destrozada. Incluso su abogado defensor, Alejandro Sandy Stern (Raul Julia), tiene sus dudas respecto al caso de su cliente, de cuyo juicio se encarga el estricto juez Larren Lyttle (Paul Winfield). Sabich se da cuenta de que el sistema judicial con el que en otro tiempo estuvo tan fuertemente comprometido, ahora le está persiguiendo a él de un modo agresivo, poniendo al descubierto su pasado a la vez que amenazando con destruir su carrera, su familia e incluso su vida.

    Comentario

    Apasionante película de suspense que juega con el concepto de que nadie es nunca del todo inocente. Se trata de la adaptación de una novela del abogado Scott Turow, codiciada por Hollywood desde antes que estuviera a la venta y que explora el funcionamiento del sistema judicial americano. Sidney Pollack como productor y Alan J. Pakula en la dirección, desarrollan una línea dramática que parte de la atracción sexual y pasa por el deseo, la pasión, la decepción y el asesinato mostrando como un hombre decente y responsable, ve como su vida es destruida por su incontrolable obsesión sexual por una colega. La presencia del carismático Harrison Ford dando vida al personaje ayuda a darle cierta ambigüedad llena de recovecos demasiado oscuros.