POSESIÓN INFERNAL (1981)

    Titulo original: The Evil Dead
    Año: 1981
    País: EE.UU.
    Duración: 85 min.
    Dirección: Sam Raimi.
    Guión: Sam Raimi.
    Música: Joe LoDuca.

    Intérpretes

    Bruce Campbell, Ellen Sandweiss, Richard DeManincor, Betsy Baker, Theresa Tilly, Philip A. Gillis, Dorothy Tapert, Cheryl Guttridge, Barbara Carey, David Horton y Wendall Thomas.

    Sinopsis

    Un grupo de cinco jóvenes formado por Ash (Bruce Campbell), Linda (Betsy Baker), Cheryl (Ellen Sandweiss), Shelly (Sarah York) y Scott (Hal Delrich) van a pasar el fin de semana a una cabaña en medio de un espeso bosque en las montañas de Tennesse. Una vez instalados, y mientras están cenando, la trampilla que da acceso al sótano se abre de golpe. Extrañados, deciden bajar a investigar. Allí encuentran un magnetófono, un extraño cuchillo ritual y un libro antiquísimo. Al conectar el magnetófono, la voz de un hombre que dice ser un científico, les descubre que el libro que tienen entre sus manos fue encontrado en las ruinas Cantarianas y es un tratado sobre las practicas de enterramiento y rituales fúnebres sumerios. Ese libro es conocido como «El Libro de los Muertos». Está encuadernado en piel humana, escrito con sangre y sus páginas contienen fórmulas y rituales para devolver a la vida una serie de entidades malignas que se hallan en estado letárgico. La voz comienza a recitar unos conjuros y en el bosque algo vuelve a la vida. A partir de ese momento, todos irán cayendo bajo el influjo del poder de los demonios convirtiéndose en “muertos malignos” (“Evil dead”), a los que sólo se les puede destruir mediante la desmembración de sus cuerpos.

    Comentario

    Primer largo como director (Terroríficamente muertos, Darkman, El ejército de las tinieblas, Premonición, Spider-Man I y II) del guionista, productor ejecutivo y realizador estadounidense. En Posesión infernal, una de las obras de terror más influyentes de la década de los ochenta, Rami, que mezcla humor negro y terror sobrenatural, hace un cóctel con ideas sacadas de “Viernes 13”, “La noche de los muertos vivientes” y “Terror en Amityville”, aderezando la mezcla con el Necronomicón de Lovecraft como desencadenante del terror; libro sobre el que Rami, de hecho, ya había demostrado su interés en la universidad donde realizó un trabajo sobre él. Lo más destacable de Posesión infernal, sobre la que el mismísimo Stephen King habló maravillas, es su endiablado y trepidante ritmo, acentuado por unos movimientos de cámara que llevan la técnica del travelling y el uso de la steadycam a su máximo apogeo, consiguiendo unas secuencias en las cuales la cámara se convierte en un personaje más, dando vida a los entes demoníacos que habitan en el bosque De Posesión infernal, Rami haría una secuela-reamke en 1987: Terroríficamente muertos, y una nueva secuela en 1993: El ejército de las tinieblas.