POR LAS ANTIGUAS ESCALERAS

0

Indiferente a la agitación que vive el país desde la accesión al poder de Mussolini, el doctor Bonaccorsi (Marcello Mastroianni) se considera el dueño absoluto de los pacientes del hospital psiquiátrico de la Toscana que dirige y del que, voluntariamente, no ha salido desde hace ocho años. Está rodeado de tres mujeres, Francesca (Lucía Bosé), la esposa del director, Bianca (Marthe Keller), una enfermera totalmente consagrada a su causa, que le debe su carrera, y Carla (Barbara Bouchet), una joven y guapa esposa de un médico que al que engaña para combatir su aburrimiento. Bonaccorsi está dominado por una incertidumbre profunda, dedicado a la investigación de las causas efectivas de la locura. Creyendo que su origen está en un germen, no desespera esperando poderlo aislar algún día. Pero al lugar llega una nueva y joven psiquiatra, Anna Bersani (Françoise Fabian), que pertenece a la nueva escuela freudiana, y que se opone tajantemente a las tesis del doctor Bonaccorsi, a cuyos encantos se niega a ceder. Puesto en tela de juicio como nunca le había sucedido antes, Bonaccorsi comienza a no fiarse de mismo… Revive esperanza cuando algunos de sus colaboradores confirman sus tesis. Pero Anna le demuestra que está equivocado. Contrariado Bonaccorsi pasa la noche entre los enfermos sabiendo ya que será incapaz de curarlos y que fue su propia locura la que guió su comportamiento, Bonaccorsi deja el asilo. Ni siquiera el suicidio de Francesca le detiene… En el tren que le lleva a Roma, un grupo de fascistas se instala ruidosamente en su compartimiento. Uno de los jefes toma la palabra, y anuncia un programa vasto de eliminación de los marginales de toda clase. Aterrorizado, Bonaccorsi ve como una nueva pesadilla está a punto de comenzar.