PISTOLEROS DE AGUA DULCE (1931)

    129
    Titulo original: Monkey Bussiness
    Año: 1931
    País: EE.UU.
    Duración: 77 min.
    Dirección: Norman Z.McLeod.
    Guión: S.J. Perelman y Will B. Johnstone, con diálogos adicionales de Arthur Sheekman.
    Música: Harry Armstrong, Sammy Fain, John Leipold, Alfredo Mazzucchi y Pierre Norman. Temas musicales: "You Brought a New Kind of Love to Me", interpretado por Zeppo, Groucho y Chico Marx; "When I Take My Sugar to Tea", interpretado por Chico Marx; "I'm Daffy Over You", interpretado por Harpo Marx; "Sweet Adeline", interpretado por Chico, Groucho, y Zeppo Marx; y "O Sole Mio", interpretado por Maxine Castle.

    Intérpretes

    Groucho Marx, Harpo Marx, Chico Marx, Zeppo Marx, Thelma Todd, Rochcliffe Fellowes, Ruth Hall, Tom Kennedy y Harry Woods.

    Sinopsis

    Para ocultarse de las autoridades los hermanos Marx son polizones en un barco, escondidos en unos barriles de arenques, comenzando así sus aventuras. En su huida, Zeppo trata de conquistar a una muchacha, hija de un mafioso; mientras Groucho se convierte en guardaespaldas de otro truhán, tras seducir a la mujer de éste. Harpo huye gran parte de la película de un oficial alcohólico. Chico y Harpo se convierten en guardaespaldas del otro mafioso, pero en algún momento se confunden (mientras Groucho confunde al mafioso y al espectador o público) y terminan todos sirviendo indistintamente al padre de la enamorada de Zeppo. Su condición de polizones del barco es resuelta magníficamente por secuencias clásicas como su imitación de Maurice Chevalier. Al final se desarrolla una batalla épica en un granero-establo debido al rapto de la enamorada de Zeppo por el otro mafioso para lograr un nicho en el contrabando de los años de la prohibición.

    Comentario

    Tercera película de los hermanos Marx, cuando todavía eran cuatro, Marx: Harpo, Chico, Groucho y Zeppo, que aquí son unos polizones que viajan a bordo de un crucero y cuando son descubiertos se dedican a tomar el pelo tanto a la tripulación como a los pasajeros. Incluso Groucho se atreve a quejarse al capitán del barco de que a las tres de la madrugada no entró nadie a su camarote (deja muy claro que se refiere a mujeres). La película contiene algunas de las secuencias más memorables de la filmografía de los Marx, como la del famoso desembarco. Como siempre, lo mejor son los diálogos y ofensas de Groucho hacia todo el que se le pone enfrente. Harpo con sus gesticulaciones y Chico con sus ocurrencias e inocencia. Y Zeppo con su intrascendencia e incapacidad para ilar una buena secuencia, dando su valía en el absurdo cómico.