PINOCHO (1940)

0
PINOCHO (1940)

Pepito Grillo confía en que los sueños se hacen realidad y nos cuenta un relato que lo demuestra. Nos trasladamos a un pequeño pueblo para visitar el taller de un señor mayor llamado Gepetto. En una habitación repleta de relojes y juguetes tallados en madera, el artesano termina de pintar una de sus obras más conseguidas: Pinocho, un títere con aspecto de niño con la esperanza de que se convierta en un niño de verdad. El Hada Azul hace realidad su deseo y da vida a Pinocho, pero conserva su cuerpo de madera. Pepito Grillo, la conciencia de Pinocho, tendrá que aconsejarlo para que se aleje de las situaciones difíciles o peligrosas hasta conseguir que el muñeco se convierta en un niño de carne y hueso.