PIM, PAM, PUM ¡FUEGO!

    Titulo original: Pim, pam, pum... ¡fuego!
    Año: 1975
    País: España
    Duración: 102 min.
    Dirección: Pedro Olea
    Guión: Rafael Azcona y Pedro Olea.
    Música: Carmelo Bernaola. Temas musicales: "Tatuaje"; "No te mires en el río"; "Mírame"; y "El tiro liro".

    Intérpretes

    Concha Velasco, José María Flotats, Fernando Fernán Gómez, José Orjas, Mara Goyanes, José Calvo, Mimí Muñoz, Goyo Lebrero, Amparo Valle, Víctor Israel, Gloria Berrocal, Erasmo Pascual, Porfiria Sanchiz, Fernando Sánchez Polack y Antonio del Real.

    Sinopsis

    Años cuarenta, la guerra civil acaba de terminar y mientras unos pasan hambre otros se enriquecen con el estraperlo. Paca (Concha Velasco), una corista, regresa a Madrid en el tren tras una gira por provincias. En el mismo destartalado vagón de tercera clase viaja Luis (José María Flotats), un chico joven, que saca una hogaza de pan blanco para comer. Buen tema de conversación, el pan blanco, algo muy escaso en la época, es motivo de que simpaticen. Ya en Madrid, él la sigue hasta su casa y le pide habitación. No tiene documentación y esto le impide dormir en cualquier pensión o posada. Paca le esconde en su casa a la vez que consigue trabajo en un cafetín donde hace amistad con un hombre distinguido que se dedica al estraperlo. Se trata de un caballero de buena posición capaz de hacer cualquier cosa por lograr los favores de Paca. Y Paca, como la mayor parte de la población, pasa mucha hambre.

    Comentario

    Tras "Tormento" y antes de "La Corea", esta es la segunda entrega de Pedro Olea sobre Madrid, en este caso la capital del hambre de los años de posguerra. Olea reconstruye minuciosamente, con tonos tristes marrones y azules la época del racionamiento y del estraperlo. Es la primera película de ficción española que pudo mostrar una mirada crítica sobre la posguerra. Olea vuelve a contar como protagonista con Concha Velasco, con la que había trabajado en Tormento.