PESADILLA EN ELM STREET 2: LA VENGANZA DE FREDDY

    32
    Titulo original: A Nightmare on Elm Street Part 2: Freddy´s Revenge
    Año: 1985
    País: EE.UU.
    Duración: 87 min.
    Dirección: Jack Sholder.
    Guión: David Chaskin, según los caracteres creados por Wes Craven.
    Música: Christopher Young. Temas musicales: Touch Me (All Night Long) Wish, interpretado por Jesse y Did You Ever See A Dream Walking?, interpretado por Bing Crosby.

    Intérpretes

    Robert Englund, Mark Patton, Kim Myers, Robert Rusler, Clu Gulager, Hope Lange, Marshall Bell, Melinda O. Fee, Tom McFadden, Sydney Walsh, Edward Blackoff, Christie Clark, Lyman Ward, Donna Bruce, Hart Sprager, Allison Barron, JoAnn Willette, Steve Eastin, Brian Wimmer, Robert Chaskin, Kerry Remsen, Kimberly Lynn y Steven Smith.

    Sinopsis

    Han pasado cinco años desde que Nancy Thompson libró su última batalla con Freddy Krueger en la siniestra casa de Elm Street. La familia Walsh acaba de mudarse allí. Casi enseguida Jesse (Mark Patton), el joven hijo adolescente de 17 años, empieza a tener horribles pesadillas. Sus padres piensan que es debido a la novedad de ser el recién llegado. Jesse sabe que no es eso. Hay algo vivo y diabólico en la casa. Las cosas parecen tener espíritu propio: la cocina, que bruscamente estalla en una llamarada. Un pájaro se convierte en homicida, atacando a la familia y, finalmente, explota ante ellos. Jesse le confía todo a Lisa (Kin Meyers), su novia, para intentar averiguar que está pasando. Ambos recogen rumores y viejos artículos de periódicos, refiriéndose al pasado homicida de la casa, y descubren todos los detalles siniestros de Freddy Krueger (Robert Englund), el asesino de niños, quién fue quemado vivo por los ciudadanos unos años antes. Mientras tanto, las pesadillas de Jesse se van conviertiendo en una terrible realidad y, como una cosa real, también Freddy Krueger aparece en la oscuridad, susurrando tétricas amenazas. En una pesadilla sangrienta, Jesse se encuentra a sí mismo observando el brutal asesinato de su profesor de gimnasia Coach Schneider (Marshall Bell). Jesse visita a su amigo Grady (Robert Rusler) y le ruega que permanezca despierto con él. Pero Jesse se dobla en dos debido a un terrible dolor y Grady se despierta justo para ver a Freddy abriéndose paso a través del cuerpo de Jesse. Freddy alarga la mano y en unos segundos Grady cae muerto. Una ola de terror se sucede. Freddy irrumpe en una piscina donde se celebra una fiesta, lanzando llamas y alcanzando a los jóvenes que asisten a ella. El padre de Lisa (Thon Mac Fadden), intenta disparar a Freddy, pero Lisa, que sabe que en realidad es Freddy, le detiene. Freddy se aleja y Lisa le sigue, convencida de que su amor por Jessy salvará a éste de la pesadilla de Freddy. Pero ya es demasiado tarde y Freddy demasiado fuerte.

    Comentario

    Primera secuela del gran éxito de Wes Craven que aquí iniciaba ya su andadura como la mejor saga de terror de los 80 y 90. Futuros directores de éxito como Jack Sholder (Oculto), Chuck Russell (La máscara), Renny Harlin (Máximo riesgo) o Stephen Hopkins (Depredador II) utilizaron como rampa de lanzamiento de sus respectivas trayectorias profesionales esta popular saga. El primero citado se responsabiliza de dirigir esta secuela del exitoso filme original, sin salirse del modelo que le sirve de base. Aquí ya Freddy Krueger, comienza a incrementar su protagonismo, en detrimento de los jóvenes adolescentes hasta erigirse en la indiscutible estrella de la historia. Al mismo tiempo, el peculiar clima onírico-surrealista creado por Craven va cediendo terreno en favor de una mayor truculencia y efectismo.