PERDONA BONITA, PERO LUCAS ME QUERÍA A MÍ

    88
    Titulo original: Perdona bonita, pero Lucas que quería a mí
    Año: 1996
    País: España
    Duración: 92 min.
    Dirección: Félix Sabroso y Dunia Ayaso
    Guión: Félix Sabroso y Dunia Ayaso
    Música: Manuel Villalta. Temas musicales: "Voy a perder la cabeza por tu amor"

    Intérpretes

    Jordi Mollá, Pepón Nieto, Roberto Correcher, Esperanza Roy, María Pujalte, Lucina Gil, Sandro Ausina, Carmen Balagué, Alonso Caparrós, Concha Cortés, Juan Bautista Cucarella, Luis David, David Delfín, Clara Fernández de Loaysa, Mariola Fuentes, Félix Granado, Malena Gutiérrez, Blanca Diaz Hijalde, Miguel Mota, Carmen Navarro, Gracia Olayo, Felipa Ortiz, Ferran Rañé y Antonia San Juan.

    Sinopsis

    Carlos (Pepón Nieto), Dani (Roberto Correcher) y Toni (Jordi Mollá) son tres amigos homosexuales que comparten piso en Madrid y llevan una vida tranquila sin demasiadas preocupaciones. Carlos es sensible y depresivo debido a su obesidad. Dani trabaja como guía turístico y es egoísta y promiscuo. Y Toni trabaja en un karaoke para la tercera edad y se pasa la mitad del día fumando porros. Debido a sus apuros económicos, los tres compañeros deciden realquilar una habitación del piso a un cuarto inquilino. Sus requisitos son que sea guapo, fuerte, inteligente y simpático. Sólo Lucas (Alonso Caparrós) poseerá estos requisitos y se convertirá en el elegido. Sin embargo, su llegada trastocará por completo la vida de los enamoradizos caseros y la de todos los que forman su entorno. Lucas, con su pelo largo, su encantadora sonrisa, y su cuerpo musculoso para cambiar por completo la vida y el destino de sus enamorados caseros. Pero Lucas cierto día aparece asesinado con 12 cuchillos de cocina repartidos por el cuerpo. La reconstrucción del caso parte del recuerdo que cada uno de los tres tenía de la víctima y de lo que cuentan a la inspectora de policía encargada del caso.

    Comentario

    Comedia dirigida por Dunia Ayaso y Félix Sabroso, y protagonizada por Pepón Nieto, Jordi Mollá y Roberto Correcher, con la que esta pareja de directores debutaron en el largometraje. Es una historia que funciona como un puzzle, en la que la suma de las distintas visiones del protagonista asesinado trazará un retrato de tres jóvenes gays del Madrid de los 90. Los directores se apoyan en unos diálogos ingeniosos y en unos actores que por entonces daban sus primeros pasos en la pantalla grande, para construir la historia.