PEQUEÑOS INVASORES

    9
    Titulo original: Aliens in the attic
    Año: 2009
    País: EE.UU. - Canadá – Francia
    Duración: 86 min.
    Dirección: John Schultz
    Guión: Mark Burton y Adam F. Goldberg, basado en un argumento de Mark Burton
    Música: John Debney. Tema musical: "The Quest", interpretado por Ballyhoo!

    Intérpretes

    Carter Jenkins, Austin Butler, Ashley Tisdale, Ashley Boettcher, Henri Young, Regan Young, Doris Roberts, Robert Hoffman, Kevin Nealon, Gillian Vigman, Andy Richter, Tim Meadows, Malese Jow, Megan Parker, Maggie VandenBerghe, Doug MacMillan y Warren Paeff.

    Sinopsis

    Una lluvia de meteoritos cruza la negra galaxia a gran velocidad, y entre ella brillan cuatro resplandecientes y chisporroteantes vainas. De repente, una fuerza misteriosa obliga a la lluvia de meteoritos a girar bruscamente a la derecha hacia una bola azul que brilla en la distancia: el planeta Tierra. En una cómoda casa de Michigan Stuart Pearson (Kevin Nealon) y su esposa Nina (Gillian Vigman) encabezan una familia formada por la adorable Hannah (Ashley Boetticher), de siete años de edad, el quinceañero Tom (Carter Jenkins), un obseso de la tecnología cuyas notas han caído hasta el sótano, y la hermana mayor Bethany (Robert Hoffman). Habiendo llegado a la conclusión de que la familia necesita una buena ración de unión a la antigua, Tom lía el petate, coge a su prole y se dirigen todos a una casa de vacaciones de tres pisos que se alza donde da la vuelta el aire. Al grupo se une el tío Nate (Andy Ritchner), su hijo Jake (Austin Butler), la querida abuelita Rose (Doris Roberts), completando la expedición Art (Henri Young) y Lee (Regan Young), gemelos idénticos de 12 años de edad. Ricky, el pretendiente de Bethany, llega de forma inesperada y, tras una vehemente discusión, consigue que le dejen pasar la noche con el clan. A medida que anochece, unas negras nubes de tormenta comienzan a arremolinarse en torno a la casa. De repente, cuatro objetos brillantes salen disparadas hacia el tejado. La tripulación de extraterrestres que ocupa los objetos está formada por Skip, el duro comandante, Laser, un musculoso petimetre armado hasta los dientes, Razor, una mortífera soldado, y Sparks, un fanático de la informática de cuatro brazos que es el único intruso del espacio exterior que no constituye una amenaza. Los Pearson y sus amigos descubrirán que en su ático han aterrizado unos alienígenas que pretenden destruir el mundo, pese a que no llegan ni a la cintura de los pequeños. Ricky cae bajo el hechizo de los alienígenas, por obra y gracia de un dispositivo y un enchufe de control mental de alta tecnología implantados en la base de su cráneo; las mentes y las acciones de Ricky pertenecen ahora a la tripulación de extraterrestres. Los alienígenas zirconianos, por medio de Ricky, reclaman la posesión del planeta. Como lo haría una marioneta robot zombi, Ricky avanza hacia las chicas, pero Tom y Jake consiguen liberarse. No pasa mucho tiempo antes de que los cinco chicos vean a los extraños recién llegados. Tom se hace cargo del mando y el grupo no tarda en darse cuenta de que el dispositivo de control mental de los extraterrestres solo funciona en los mayores, lo que supone una posibilidad de vencer a los invasores a la vez que la responsabilidad de proteger a los adultos manteniendo en secreto la existencia de los extraterrestres. Abandonados a sus propios recursos, los chicos dan rienda suelta a su imaginación creando armas improvisadas, como una tubería ingeniosamente amañada como un cañón casero que dispara patatas. Incluso aprenden a utilizar el controlador mental. Primera misión: hacerse con el control de Ricky y volver en su contra y en la de los extraterrestres sus acciones, propias de un ser mezcla de robot, zombi e imbécil. Los adultos siguen en la inopia, sin enterarse de la presencia de los invasores y pensando que los niños se comportan como niños, e insisten en que la muchachada tome parte en una excursión de pesca. Entre tanto, una conmovedora amistad surge entre Hannah y Spark, el amigable alienígena de los cuatro brazos y las cuatro manos. A diferencia de sus aláteres del espacio, a Spark le asquea la lucha, sólo quiere regresar a su hogar de Zirconia, al lado de su familia. La abuela Rose queda bajo el poder del dispositivo de control mental, que le da poderes sobrehumanos. Acude al rescate de los chicos, y lucha con Ricky, que de nuevo se halla bajo el dominio de los extraterrestres. La abuela Rose le da a Ricky un soberano mamporro haciendo que se le caiga el enchufe de los extraterrestres. Skip se une a la lucha al lado de sus jóvenes amigos y utiliza sus cuatro brazos para crear sin pausa aparatos que, al fin y al cabo, ayudan a los chicos a seguir luchando. A medida que aumenta el combate, los chicos dan la talla, descubriendo nuevas capacidades y sacando a relucir su autosuficiencia. Pronto queda claro que los extraterrestres no tienen ningún porvenir.

    Comentario

    Comedia familiar, con toques de aventura y de ciencia ficción, de John Schultz (“Una pandilla de altura”, “La chica de al lado”) sobre unos niños se enfrentan a unos alienígenas invasores que se han instalado en el ático de su casa de vacaciones, que apenas les llegan a las rodillas pero que pretenden la destrucción del mundo. Protagoniza Ashley Tisdale (“High School Musical”).