PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIA

    Titulo original: Les petits mouchoirs
    Año: 2010
    País: Francia
    Duración: 154 min.
    Dirección: Guillaume Canet
    Guión: Guillaume Canet

    Intérpretes

    François Cluzet, Marion Cotillard, Benoît Magimel, Gilles Lellouche, Jean Dujardin, Laurent Lafitte, Valérie Bonneton, Pascale Arbillot, Joël Dupuch, Anne Marivin, Louise Monot, Hocine Mérabet, Matthieu Chedid, Maxim Nucci, Néo Broca, Marc Mairé, Jeanne Dupuch, Mado Mérabet, Nikita Lespinasse, Sara Martins, Edouard Montoute, Niseema Theillaud, Patrice Renson, Jean-Claude Lagniez, Jean-Claude Cotillard, Pierre-Benoist Varoclier, Benoît Petitjean, François Bredon, Jean-Louis Fourrier, Claude Lellouche, Jean-Claude Farnaud, Eric Moreau.

    Sinopsis

    Un grupo de amigos tiene la costumbre de reunirse en sus vacaciones de verano en Cabo Ferret, en la región de Aquitania, un ritual que se prolonga de año en año. Han crecido juntos y han visto como crecen los hijos de los demás. Este año, deciden no romper esta tradición a pesar que uno de ellos sufre un accidente en París unos días antes de partir. Ya en la playa, sus contradicciones afloran y su amistad se pone a prueba. Juntos se verán obligados a convivir con esas pequeñas mentiras sin importancia que se dicen cada día, debiéndose enfrentar durante esos días a las mentiras piadosas que se han estado contando durante años.

    Comentario

    El actor y director francés Guillaume Canet (“Juntos nada más”, “El último vuelo”) firma una comedia agridulce y muy irreverente en torno a las relaciones, convicciones, y amistad de un grupo de amigos. Protagonizada por un reparto coral, con François Cluzet, Marion Cotillard (pareja del director), Benoît Magimel y Gilles Lellouche al frente, este grupo verá cómo durante esos días se ven obligados a enfrentarse a las mentiras piadosas que se han estado contando durante años. Película que es sobre todo un retrato sobre la amistad, se estructura a partir de cada uno de los personajes, cuya suma conforma un caleidoscopio generacional. Canet, también autor del guión, ha puesto muchas cosas de su propia vida, debidamente dramatizadas. La película trata de las mentiras que nos contamos a nosotros mismos y, de rebote, a los demás, de todo eso que no queremos ver de nosotros, que disimulamos con pequeñas mentiras sin importancia.