PAPÁ ES UN ÍDOLO

    16

    Pablo (Francella), un ex esquiador profesional famoso en todo el mundo, que dejó las competiciones por problemas cardiacos, vive en Buenos Aires con su hijo Martín (Sebastián Francini), de quien se hizo cargo cuando su mujer Melina (Millie Stegmann) los dejó. Para el cumpleaños de su hijo, Pablo decide llevarlo de vacaciones a esquiar a Sierra Nevada, en España, para que conozca la nieve. Allí Pablo conoce a Ángela (Kapi Galán), una española que se encuentra en Granada con su hija, con la que Pablo comenzará a flirtear y albergar nuevas esperanzas para su futuro en común. Sin embargo, las vacaciones se complican cuando Pablo descubre que su eterno rival, el también esquiador Mauricio (Manuel Bandera), está con su ex mujer Melina. El encuentro con ellos removerá los recuerdos del pasado deportivo y afectivo de Pablo, a los que deberá sobreponerse por el bien de su hijo. Aunque Pablo intentará no cruzarse con ellos, eso será irremediable. Pablo tiene miedo de perder a su hijo y hará lo que sea para recuperarlo, inclusive arriesgar su vida.