PAN, AMOR Y CELOS

    20

    Don Antonio Carotenuto (Vittorio de Sica), comandante del puesto de carabineros de la pequeña localidad de Sagliena, en los Abruzzos, tiene el encargo de vigilar a su explosiva criada, la racial y emprendedora Pizzicarella, la desenvuelta (Gina Lollobrigida) debido a que su joven enamorado, el carabinero Stelluti, apocado subordinado de Carotenuto, ha sido transferido a otra unidad, situada en una población lejana. Carotenuto ha decidido jubilarse antes de la edad reglamentaria con el propósito de contraer matrimonio con Anarella (Marisa Merlini), la comadrona del lugar. El motivo de este precipitado retiro es que la novia es madre soltera, asunto muy mal visto en el intachable cuerpo de carabineros. Carotenuto y la desenvuelta, que viven en estrecho contacto, son víctimas de las habladurías de los ciudadanos, con consecuencias más o menos previsibles.