OVEJAS ASESINAS

    138
    Titulo original: Black Sheep
    Año: 2006
    País: Nueva Zelanda
    Duración: 87 min.
    Dirección: Jonathan King
    Guión: Jonathan King
    Música: Victoria Kelly.

    Intérpretes

    Nathan Meister, Danielle Mason, Peter Feeney, Tammy Davis, Glenis Levestam, Tandi Wright, Oliver Driver, Matthew Chamberlain, Nick Fenton, Sam Clarke, Eli Kent, Nick Blake, Richard Chapman, Louis Sutherland, Ian Harcourt, James Ashcroft, Mick Rose, Kevin McTurk, Richard Whiteside y Jono Manks.

    Sinopsis

    Con miedo a las ovejas, y sesiones de psicoterapia hasta las orejas, Henry Oldfield (Nathan Meister) regresa a la granja familiar para vender su parte a su hermano mayor, Angus (Peter Feeney), ignorando que algo muy malo está aconteciendo: Angus está aplicando un temerario programa de ingeniería genética. Cuando un par de activistas medioambientales ineptos liberan en la granja un cordero mutante procedente del laboratorio de Angus, miles de ovejas se convierten en depredadores sanguinarios. Junto al labriego Tucker (Tammy Davis) y la chica activista medioambiental Experience (Danielle Mason), Henry se ve atrapado en lo profundo de la propiedad viendo cómo su peor pesadilla se está haciendo una realidad por momentos. Abriéndose paso para salvar la vida, el intrépido trío pronto se da cuenta de que lo peor está aún por pasar: un mordisco de una oveja infectada parece provocar efectos alarmantes en los mordidos… Con un Angus comportándose sospechosamente de modo inseguro, una delegación internacional de inversores concentrándose ante la granja, y un rebaño de ovejas hambrientas descendiendo en tropel por las colinas, Henry no va a tener otro remedio que despertar al granjero que duerme en su interior para arrebatar a su monstruoso hermano el control de la granja, vencer la invasión ovina y salvar las verdes pasturas de Nueva Zelanda.

    Comentario

    Una serie Z neozelandesa, un thriller irreverente que penetra y acontece en lo más profundo de la Nueva Zelanda rural, donde tiene lugar una batalla entre las fuerzas de la ciencia y los celadores de la naturaleza; se trata de una enérgica aproximación sobre un extremo que ha confundido Nueva Zelanda desde hace más de cien años. ¿Vamos a ser considerados eternamente como una nación pequeña y aislada dominada por las ovejas? La trama muestra como en una enorme granja para ovejas de Nueva Zelanda, se produce un horrible accidente debido a un imprudente experimento de ingeniería genética que transforma las ovejas en asesinas sanguinarias. La película desarrolla además un peculiar sentido del humor en torno a una impensable naturaleza de las ovejas y a la actitud de los neozelandeses hacia las mismas. Se trata del primer largo del neozelandés Jonathan King, que siempre se sintió atraído por el terror.