ONCE PARES DE BOTAS (1954)

    Titulo original: Once pares de botas
    Año: 1954
    País: España
    Duración: 95 min.
    Dirección: Francisco Rovira Beleta.
    Guión: Manuel María Saló y Vicente Coello, basado en un argumento de Luis Trias de Bes.
    Música: Juan Dotras-Vila.

    Intérpretes

    José Suárez, Mari Carmen Pardo, Elisa Montés, José Isbert, Manolo Morán, Mary Santpere, Javier Armet, Jesús Colomer, Josep Maria Angelat, Francisco Javier Marcet, Antonio Ramallets, Mariano Martín, Aldecoa, José Samitier, Fernando Vallejo, Félix de Pomés, Enrique Aycartm María Victoria Durá, Carlos Ronda, Ramón Vaccaro, José Ramón Giner, Salvador Muñoz, Mariano Pombo, Luis Parellada, Eduardo Berraondo, Jorge Morales, Juan Monfort, Enrique Martí, Enrique Tusquets, Matías Prats, Miguel Ángel Valdivieso, Federico Gallo, Manuel Cano, Gabriel Alonso, Gustavo Biosca, Campanal, Alfredo Di Stéfano, Fernández, Agustín Gainza, Ipiña, Enrique Lesmes, Miguel, Luis Molowny, Miguel Muñoz, Navarro, Roque Olsen, Pasieguito, Puchades, Jacinto Quincoces, José Segarra, Teruel, Venancio, Zarra, Núria Espert, Tete Montoliu y César Ojinaga.

    Sinopsis

    Un melodrama centrado en el mundo del fútbol con algunas viejas glorias de este deporte en breves apariciones estelares. Fue una película muy popular en la segunda mitad de los 50 narrando los avatares de un futbolista que a causa del asedio de que es objeto por parte de una incontrolada fan, está a punto de romper con su novia, peligrando además su continuidad en el equipo como consecuencia de un malentendido. La película afianzó el nombre de Francisco Rovira Beleta como un director con una bella caligrafía cinematográfica. Atención a espléndidos secundarios como José Isbert que encarna al cura descubridor del futbolista, y Manolo Morán como un aficionado que acierta una quiniela de catorce resultados.

    Comentario

    Un melodrama centrado en el mundo del fútbol con algunas viejas glorias de este deporte en breves apariciones estelares. Fue una película muy popular en la segunda mitad de los 50 narrando los avatares de un futbolista que a causa del asedio de que es objeto por parte de una incontrolada fan, está a punto de romper con su novia, peligrando además su continuidad en el equipo como consecuencia de un malentendido. La película afianzó el nombre de Francisco Rovira Beleta como un director con una bella caligrafía cinematográfica. Atención a espléndidos secundarios como José Isbert que encarna al cura descubridor del futbolista, y Manolo Morán como un aficionado que acierta una quiniela de catorce resultados.