¡OLIVER! (1968)

    19

    Aventuras de Oliver (Mark Lester), cuya madre muere cuando éste nace, y huérfano es recluído en un orfanato la Inglaterra victoriana nada más nacer por cuenta del señor Bumbre. Cuando con pocos años se atreve a pedir más comida, su protector decide olvidarle y vende al joven al dueño de una funeraria. La vida es muy dura para el chiquillo en su nuevo hogar y opta por escapar a Londres, donde conoce a un raterillo llamo Truhán, con el que recorre parte de la ciudad y que le introduce en una banda de jóvenes ladrones y carteristas, dirigidos Bill Sikes (Oliver Reed), un hombre cruel y despiadado que se queda con todas las ganancias a cambio de un miserable techo y unos mendrugos de pan. Su suerte cambiará cuando una familia acomodada lo acoge en su casa, pero Bill Sikes no está dispuesto a perder una de sus principales fuentes de ingresos.