¡OH, QUÉ GUERRATAN BONITA!

    Titulo original: Oh! What a Lovely War
    Año: 1969
    País: Gran Bretaña
    Duración: 144 min.
    Dirección: Richard Attenborough.
    Guión: Len Deighton, basado en la obra de Charles Chilton y en el musical de Joan Littlewood.
    Música: Alfred Ralston.

    Intérpretes

    Ralph Richardson, John Gielgud, Kenneth Moore, John Mills, Susannah York, Wendy Alnutt, Colin Farell, Edward Fox, Dick Bogarde, Mary Wimbush, Phyllis Calvert, Jean-Pierre Cassel, John Clements, Jack Hawkins, Laurence Olivier, Michael Redgrave, Vanessa Redgrave, Maggie Smith, Malcolm McFee, John Rae, Corin Redgrave, Ian Holm, Maurice Roëves, Paul Shelley y Kim Smith.

    Sinopsis

    En los primeros años del siglo XX, en lo que se denominó la belle époque, los grandes de Europa celebran grandes fiestas y bailan sobre alfombras que representaban a Europa, a la que consideran su propiedad. Pero algunos de estos bailarines son asesinados, como el archiduque François-Ferdinand y su mujer, y se declara la guerra, lo que provoca que muchos lo festejen entre comilonas y fiestas, donde los generales y los diplomáticos conducen una guerra distante, siendo los jóvenes y los pobres los únicos que luchan en el campo de batalla. En este contexto, la familia Smith, integrada por Flo (Wendy Alnutt), Harry (Colin Farell), Freddie (Malcolm McFee), Bertie (Corin Redgrave), George (Maurice Roëves), Dickie (Kim Smith), Betty (Angela Thorne) o el abuelo (John Rae), ve como sus hijos, seducidos por la propaganda, se aprestan a la lucha muriendo por su país. Mientras tanto, los sacrificios de la aristocracia británica, con personajes como Eleanor (Susana York) y Stephen (Dirk Bogarde), se limitan únicamente a boicotear el vino alemán.

    Comentario

    Una farsa cáustica y antimilitarista con el que, el hasta entonces actor Richard Attenborough, debutó como director. La película, realizada en pleno auge de la guerra de Vietnam, es una parodia musical sobre la Primera Guerra Mundial a base de una sucesión de diferentes viñetas y situaciones. Attenborough hace gala de un exquisito tacto y de un espléndido sentido cinematográfico al tratar en tema, según la comedia musical de Joan Littlewood.