OBJETIVO MORTAL

    Titulo original: Wrong is Right
    Año: 1982
    País: EE.UU.
    Duración: 117 min.
    Dirección: Richard Brooks.
    Guión: Richard Brooks, según la novela de Charles McCarry The Better Angels..
    Música: Artie Kane.

    Intérpretes

    Sean Connery, Keith McConnell, Jeffrey Wheat, Ron Moody, Tom McFadden, Hardy Krueger, Katharine Ross, Leslie Nielsen, Jennifer Jason Leigh, Robert Webber, Teri Garr, Dean Stockwell, Rosalind Cash, Joseph Whipp, Marianne Marks, John Saxon, G.D. Spradlin, George Grizzard, Robert Conrad, Tony March, Henry Silva y Cherie Michan.

    Sinopsis

    Patrick Hael (Sean Connery), destacado periodista dentro del mundo televisivo, se ve envuelto en tramas de máxima relevancia a nivel mundial. Su única arma es una cámara de televisión portátil con la que se enfrenta a oscuras tramas de juego sucio, en un mundo lleno de micrófonos ocultos, satélites espías, grabaciones secretas de conversaciones en la Casa Blanca, con terroristas internacionales, traficantes de armas, candidatos a la presidencia norteamericana y hasta militares del Pentágono. Las intrigas son varias y se desarrollan en distintas ciudades del mundo: Washington, Nueva York, Marsella, Roma…. Patrick Hael, trabajando para la Red Mundial de Televisión, descubre que una organización terrorista está tratando de vender una bomba atómica a un país árabe. En plena campaña electoral, el presidente de los EEUU niega rotundamente tal supuesto, mientras que la oposición trata de aprovecharse de la circunstancia.

    Comentario

    Richard Brooks (A sangre fría), artífice de una de las más mordaces películas sobre el cuarto poder, titulada precisamente El cuarto poder, vuelve a aproximarse al tema desde otro prisma, ahora con el mundo de la televisión como objetivo. Sean Connery, que recupera muchos elementos de su caracterización como el agente 007 dos décadas atrás, empuña una cámara en lugar de una pistola en la investigación llevada a cabo sobre un grupo terrorista que pretende vender la bomba atómica a los árabes. Fue la última película dirigida por Richard Brooks, con la que este director se adelantó a su tiempo y hoy, 22 años después de su realización, se nos muestra más vigente que nunca.