NUEVE CARTAS A BERTA (1966)

    Titulo original: Nueve cartas a Berta
    Año: 1966
    País: España
    Duración: 92 min.
    Dirección: Basilio Martín Patino
    Guión: Basilio Martín Patino
    Música: Carmelo Bernaola y Gerardo Gombau

    Intérpretes

    Elsa Baeza, Emilio Gutiérrez Caba, Montserrat Blanch, Mary Carrillo, Antonio Casas, José María Casaux, Manuel Domínguez Luna, María Elena Flores, Rosa Fúster, Concha Gómez Conde, Antonio Jiménez Escribano, Miguel Palenzuela, Isabel Pallarés, Coral Pellicer, Nicolás D. Perchicot, José María Resel, Yelena Samarina, Josefina Serratosa, Fernando Sánchez Polack, Mary France Tecourt, Iván Tubau y Cecilia Villarreal.

    Premios

    Concha de Plata a la Mejor ópera prima en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián

    Sinopsis

    Lorenzo (Emilio Gutiérrez Caba) es un estudiante salmantino, años cincuenta, que acaba de pasar un verano en Inglaterra, donde ha descubierto otras formas de vida y otros horizontes, además de conocer a Berta (Montserrat Blanch), hija de un exiliado, que no conoce España, por la que se siente atraído. A su regreso, el ambiente tradicional de su familia, la rutina de las relaciones con sus amigos y su novia, el tedio de su ciudad le resultan agobiantes. Se agudizan sus inquietudes e insatisfacciones en cartas dirigidas a aquella Berta ideal que quedó en el extranjero. Una escapada a Madrid, donde conoce también otros modos de vida, desencadena en él una crisis personal: algo no terminaba aún de acabarse, pero todo estaba ya a punto de cambiar.

    Comentario

    Ópera prima de Basilio Martín Patino que supuso un soplo de aire fresco en el cine español de la época en el que por primera vez en la pantalla se hablaba de un exiliado. Las cartas dirigidas a esa Berta remota, tan española como extranjera, nacida de esa generación de exiliados, por su enamorado salmantino Lorenzo, que se hace mayor aprendiendo ese innoble arte del disimulo y el silencio, que aparecen como el último grito de alguien que pierde la inocencia, que deja atrás la ingenuidad de cuando se creía que uno nunca se vendería.