NUESTRO PAN DE CADA DÍA

    25
    Titulo original: Unser täglich brot
    Año: 2005
    País: Alemania
    Duración: 92 min.
    Dirección: Nikolaus Geyrhalter
    Guión: Nikolaus Geyrhalter y Wolfgang Widerhofer

    Intérpretes

    Claus Hansen Petz, Arkadiusz Rydellek, Barbara Hinz, Renata Wypchlo, Alina Wiktorska, Ela Kozlowska, Anna Bethke, Malgorzata Nowak, Halina Kosiacka, Tibor Korom, András Szarvas, Lies Jacobs, Frédéric Quinet, Christoph Malherbe, Olivier Leboutte, Yves Jouant, Marc Lejeune, Pierre Quintin, Emile Hampere, Jean-Marie Wilmet, Henry Schernikau, Norbert Tonath, Harm Krüger, Thomas Löhle, Robert Milan, Pjotre Kobos, Witold Pawlak, Dariusz Bryk, Janusz Franczak, Rita Dunia, Angela Rotolo, Adif Mujanovic, Nevresa Mujanovic, Dana Sevaková, Milan Machlica, Lars Andreasen, Werner Müller, Heidi Ronnov, Bent Rothmeier, Pia Jill Hinze, László Szobota, Ferenc Berezvai, István Szamoskózi, József Fodor, József Ganil, Imre Kovács, László Kovács, Tünde Döme, Petra Grüneberg, Yarga Paté Valdé, Hammidu Valdé, Antonio Vergara, Khalifa Massoedi, Mohammed, Mahed Al-Latef, Eloy Barea Garcia, Quintin Sanchez Muchez, Dieter Voigt, Siegfried Endler, Carsten Reichelt, Kåre Nordbø, Ingrid Hehne, Mona Bohne, Gudrun Schulze, Horst Hehne, Klaus Godau, Lothar Paeschke, Sabine Wehlitz, Janett Müller, Matthias Glöckner, Ronny Schüler, Wolfgang Buro, Lajos Ujj, Sándor Sztaló, Sándorné Sztaló, Jens Christian, Jens Nielsen, Peter Olsen, Martin Jensen, Joanna Druzbin, Frédéric Pirson y Freddy Vandennyck.

    Premios

    Nominada al Premio al Mejor Documental en los Premios Europeos del Cine

    Sinopsis

    Bienvenidos al mundo de la producción industrial de alimentos y de las granjas de alta tecnología. Al ritmo de las cintas transportadoras y las inmensas máquinas, la película nos muestra diferentes lugares de Europa en los que se producen alimentos. Lugares monumentalmente grandes, paisajes surrealistas y sonidos extraños. Un frío entorno industrial que deja poco espacio al individualismo. Las personas, los animales, las cosechas y las máquinas juegan un papel importante en la logística de este sistema que proporciona el sustento de vida de nuestra sociedad. Una mesa a gran escala de un festín que no siempre es fácil de digerir y del que todos formamos parte. Una experiencia cinematográfica pura y meticulosa que permite al público crearse sus propias ideas.

    Comentario

    Documental de producción alemana en el que Nikolaus Geyrhalter ofrece realistas, crudas imágenes de la producción industrial de alimentos y el maltrato a los animales. La película muestra algunos lugares de Europa en los que se producen alimentos: paisajes surrealistas plastificados y optimizados por tractores y maquinaria agrícola, habitaciones esterilizadas en fríos edificios industriales diseñados para asegurar la eficacia logística, maquinas que requieren materiales uniformes para procesos sin dificultades. Lo que parece pertenecer al mundo de la ciencia ficción es realidad. Nuestra comida se produce en lugares espectaculares que raras veces pueden ser vistos. Aquí no hay sitio para los humanos. Son como fallos de este sistema. Insuficientes y vulnerables, aunque se adaptan lo mejor que pueden con trajes higiénicos, protectores para los oídos y cascos. Están en determinados lugares de la cadena de producción haciendo los trabajos para los que no se han inventado máquinas todavía. Cuando un trabajador se toma un descanso para comer algo, parece proporcionar un absurdo contraste a todo esto pero a la vez se hace una referencia al propósito actual de estas presuntamente utópicas fábricas.