NOVIA PROFESIONAL

    23
    Titulo original: Professional Sweetheart
    Año: 1933
    País: EE.UU.
    Duración: 73 min.
    Dirección: William A.Seiter.
    Guión: Maurine Dallas Watkins.
    Música: Harry Akst y Edward Eliscu. Temas musicales: La marcha nupcial, de Felix Mendelssohn-Bartholdy y My Imaginary Sweetheart, interpretado por Ginger Rogers y Theresa Harris.

    Intérpretes

    Ginger Rogers, Norman Foster, Zasu Pitts, Frank McHugh, Allen Jenkins, Gregory Ratoff, Franklin Pangborn, Lucien Littlefield, Edgar Kennedy, Frank Darien, Sterling Holloway, Betty Furness, Theresa Harris, Grace Hayle, Mike Lally y Akim Tamiroff.

    Sinopsis

    Glory Eden (Ginger Rogers) es una estrella de la radio conocida como la muchacha de la pureza del aire, en una emisión patrocinada por un industrial llamado Samuel Sam Ipswich (Gregory Ratoff), llamada la hora de radio de Ippsie-Wippsie. Se trata de vender un detergente por lo que es obligación de Glory tener una voz y dar una imagen limpia. Pero ella está casada de mantener las formas, cuando lo que le gusta es ir a bailar, beber y divertirse con los chicos. Pero para guardarla de la perdición, el patrocinados le ha puesto a su lado a tres tipos, Herbert Childress (Franklin Pangborn), Speed Dennis (Frank McHugh) y O’Connor (Allen Jenkins), que le impiden cualquier diversión. Cuando ella se intenta rebelar, se le elige un novio oficial, con el que pueda aparecer en público sin romper su imagen, siendo el elegido un tipo de Kentucky llamado Noman Foster (Jim Davey). Sorprendentemente, Glory se enamora verdaderamente de Norman, por lo que los responsables de su programa deciden casarlos en la radio, ante todos los oyentes.

    Comentario

    Película producida por Merian C. Cooper (King Kong) de ingeniosos diálogos y numerosos hallazgos narrativos en la que Ginger Rogers interpreta a una estrella de la radio de la época. En su momento lo más conflictivo de la película fue su título, hasta el punto que en Gran Bretaña lo de novia profesional (o amor profesional, como también se llamó) les sonó como una película sobre la profesión más antigua del mundo, cambiándolo por amor imaginario.