NOSFERATU, EL VAMPIRO (1922)

    27
    Titulo original: Nosferatu, eine Symphonie des Grauens
    Año: 1922
    País: Alemania
    Duración: 94 min.
    Dirección: Friedrich Wilhelm Murnau
    Guión: Henrik Galeen, inspirado en la novela “Dracula”, Bram Stoker.
    Música: James Bernard (1997), Hans Erdmann y Carlos U. Garza (1988), Gérard Hourbette y Timothy Howard (1991), Club Foot Orchestra) (1989), Richard O`Meara (2000), Hans Posegga (1989), Peter Schirmann (1969), Douglas Sosin y Bernardo Uzeda (2006) y Thierry Zaboitzeff y Bernd Wilden (1998).

    Intérpretes

    Max Schreck, Gustav von Wangenheim, Greta Schröder, Georg H. Schnell, Ruth Landshoff, Gustav Botz, Alexander Granach, John Gottowt, Max Nemetz, Wolfgang Heinz, Albert Venohr, Eric van Viele, Karl Etlinger, Guido Herzfeld, Loni Nest, Fanny Schreck, Hardy von Francois y Heinrich Witte.

    Sinopsis

    Hutter (Gustav von Wangenheim) y su mujer Ellen (Greta Schröder) son un joven matrimonio que vive en la ciudad de Wisborg en el año 1838, un día un agente inmobiliario llamado Knock (Alexander Granach) envía a Hutter a Transilvania para cerrar un negocio con el conde Orlok (Max Schreck). Se trata de la venta de una finca de Wisborg, situada junto la casa de Hutter. Durante el largo viaje, Hutter pernocta en una posada, donde ojea un viejo tratado sobre vampiros que encuentra en su habitación. Una vez en el castillo, es recibido por el siniestro conde. Al día siguiente, Hutter amanece con dos pequeñas marcas en el cuello, que interpreta como picaduras de mosquito. Una vez firmado el contrato, descubre que el conde es, en realidad, un vampiro. Al verle partir hacia su nuevo hogar, Hutter teme por Ellen.

    Comentario

    Una de las grandes obras maestras del expresionismo alemán de la segunda década del siglo XX. F. W. Murnau quiso realizar una adaptación cinematográfica de la novela Drácula, de Bram Stoker, pero su estudio no logró hacerse con los derechos de la historia. De modo que decidió filmar su propia versión de la novela y el resultado es una película que tiene un gran parecido con la historia original de Stoker. El nombre de Drácula se cambió por el de Nosferatu, y también se cambiaron los nombres de los personajes