NORTEADO

    10
    Titulo original: Norteado
    Año: 2009
    País: México - España
    Duración: 95 min.
    Dirección: Rigoberto Pérezcano
    Guión: Edgar San Juan y Rigoberto Pérezcano
    Música: Ruy García

    Intérpretes

    Harold Torres, Alicia Laguna, Sonia Couoh, Luis Cárdenas y Adolfo Madera

    Premios

    Premio Casa de América en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Premio Estrella de Oro del Festival de Cine de Marrakech.
    Premio KNF en el Festival Internacional de Cine de Rotterdam.

    Sinopsis

    Andrés (Harold Torres) es un joven de pocas palabras, de origen muy humilde, de la región mexicana de Oaxaca, que llega hasta Tijuana, al Norte del país, para intentar cruzar una y otra vez la frontera norteamericana de manera ilegal. Pero la muerte, la sed y el desierto se interponen entre él y su sueño. Tras varios intentos, que siempre acaban en el centro de detención de San Diego, presidido por las fotos de George W. Bush y de Arnold Schwarzenegger, gobernador de California, Andrés descubre que Tijuana, la ciudad donde espera su oportunidad y en la que ha encontrado trabajo a cambio de cama y comida en una venta regentada por Cata (Sonia Couoh) junto a una joven, Ela (Alicia Laguna), no es fácil. Andrés, que dejó mujer e hijos en Oaxaca, verá en su estancia fronteriza indefinida nuevas posibilidades del amor, del encuentro y tendrá que hacer frente a sus sentimientos, que incluyen lo que dejó en su pueblo y lo que encuentra ahora en Tijuana. Justo cuando parece haberse rendido, la llamada del Norte puede con él y mediante un plan casi imposible, pero genial, se embarca en un último intento por cruzar con una estrategia que no desmerece en nada a la del Caballo de Troya.

    Comentario

    Historia fronteriza, ambientada en Tijuana, que habla de inmigración ilegal, de lucha por la vida y de cómo las circunstancias impiden aflorar los sentimientos. Es el segundo largometraje de Rigoberto Perezcano, el primero como director de ficción, que logra introducir progresivamente un humor muy sutil y algo negro en un tema habitualmente tan duro como es la frontera, con una narración que se inicia con un tono documental para poco a poco sumergirse en una ficción amable y esperanzada en la que las relaciones entre los personajes se definen por una mirada o por un gesto más que por largos diálogos. Una película avalada por diferentes premios en festivales internacionales de cine, de Marrakech a Rotterdam.