NOÉ (2014)

    Titulo original: Noah
    Año: 2014
    País: EE.UU.
    Duración: 138 min.
    Dirección: Darren Aronofsky
    Guión: Darren Aronofsky y Ari Handel, inspirado en el relato bíblico
    Música: Clint Mansell. Temas musicales: “Father Song (Lullaby)”; y “Mercy Is”, interpretado por Patti Smith & Kronos Quartet.

    Intérpretes

    Russell Crowe, Jennifer Connelly, Ray Winstone, Emma Watson, Anthony Hopkins, Logan Lerman, Douglas Booth, Nick Nolte, Mark Margolis, Kevin Durand, Leo McHugh Carroll, Marton Csokas, Finn Wittrock, Madison Davenport, Gavin Casalegno, Nolan Gross, Skylar Burke, Dakota Goyo, Ariane Rinehart, Adam Marshall Griffith, Don Harvey, Sami Gayle, Barry Sloane, Arnoddur Magnus Danks, Vera Fried, Thor Kjartansson, Gregg Bello, Mellie Maissa Rei Campos, Oliver Lee Saunders, Sam Ibram, Joe Barlam, Ezra Barnes, Joseph Basile, Gabriel Fiorindo Bellotti, Josh Bodenhamer, Rick Bolander, Jessie C. Bouffier, Kevin Cannon, Lucas McHugh Carroll, Tom Cassese, Kylie Cast, Adam Celentano, Michael Cole, Clem Cote, Ludovic Coutaud, Ryan Ebling, Jeff El Eini, Francisco Escobar, Jim Ford, Daniel Grote, Tómas Þórhallur Guðmundsson, Jesse Harbold, Brandon Lee Harris, David Itchkawitz, Anne Bergstedt Jordanova, Jóhannes Haukur Jóhannesson, Chris Kapcia, Shana Kaplan, Danielle Kay, Austin Kennedy, Samuel F. Klein, Max Kolby, Bjarni Kristjánsson, Anna Kuchma, Kirk Larsen, Billy Lee, Raymond Mamrak, Lucas Martin, Brian Matthews, Mike McVearry, Kevin Medina, Lauren Meley, Bryan A. Miranda, Julian Murdoch, Paul Nandzik, Sophie Nyweide, Erik Olssen, And Palladino, Max Abe Plush, Joseph Garcia Quinn, Marco Reininger, Daniel Revkin, Greg Sammis, Giovanni Sanseviero, Alan Scardapane, Rob Scebelo, John F. Schindler III, McKenzie Shea, Christian Paul Sherwood, Hayden Skigen, Lawrence Smith, Thomas W. Stewart, Jenn Szilagy, James Taffurelli y Jeremy Zierau.

    Premios

    Nominada al Globo de Oro a la Mejor Canción ("Mercy Is")

    Sinopsis

    El niño Noé (Dakota Goyo) está con su padre, Lamec (Marton Csokas), cuando una gran multitud con un joven rey llamado Tubalcaín (Ray Winstone), les atacan, ya que quieren hacer de la colina en la que están una mina. Al ver a Lamec, Tubalcaín lo mata mientras que Noé escapa. Muchos años después, Noé (Russell Crowe) vive con su esposa Naameh (Jennifer Connelly) y sus tres hijos, Sem (Douglas Booth), Cam (Logan Lerman) y Jafet (Leo McHugh Carroll), cuando ve como una gota de agua golpea el suelo y una flor crece instantáneamente y tiene un sueño inquietante: El creador va a provocar un iluvio universal que acabe con la humanidad, y le pide que construya un Arca donde se refige él con su familia y una pareja de animales de cada especie, para sobrevivir al diluvio. Noé y los suyos visitan al abuelo Matusalén (Anthony Hopkins) y el camino, se encuentran con un grupo de cadáveres, entre ellos, una niña que todavía está viva, llamado Ila (Emma Watson), a la que adoptan. Los hombres de Tubalcaín los persiguen, pero no se atreven a entrar en la región oscura que está habitada por los Vigilantes, los ángeles caídos que se parecen a los golems de piedra de seis brazos. Los Vigilantes son amigos de Matusalén porque él los salvó una vez cuando vinieron a la tierra para ayudar a los seres humanos después de que el Creador los hubiese expulsado del Edén. Los Vigilantes también fueron castigados por desobediencia por el Creador, que los unía a la tierra y los obligó a tomar forma como criaturas de piedra. Pero, tras aprender de ellos, los seres humanos trataron de esclavizarlos y matarlos. Los Vigilantes trataron de correr, y Matusalén los ayudo a escapar luchando contra los soldados con una espada de fuego. Noé habla con Matusalén y recibe una semilla transmitida desde el Jardín del Edén. Él planta la semilla en una llanura, y todo un bosque crece sobre ella en cuestión de segundos. Este milagro convence a los Vigilantes que Noé es elegido por el Creador. Noé anuncia que toda la madera se puede utilizar para construir un arca, y comienzan a ayudar con el trabajo de la construcción del Arca. Al cabo de ocho años, el Arca está acabada y un gran número de animales comienzan a salir de los bosques y penetran en el Arca, donde quedan dormidos por el incienso que Noé prepara. Mientras tanto, las tierras circundantes han estado carentes de alimentos, y los seres humanos, dirigidos por Tubalcaín, están empezando a comer carne humana. Una horda de unos 200 hombres, encabezados por Tubalcaín, se acercan al Arca, y Tubalcaín amenaza con irrumpir en ella, pero los Vigilantes le obligan a dar la vuelta. Noé se da cuenta de que sus tres hijos necesitan esposas, y que Ila no puede servir porque es estéril. Se disfraza y entra en el campo humano con el fin de encontrar a tres mujeres, y llevarlas el Arca. En el campamento, Noé ve a seres humanos ser sacrificados para la alimentación, en medio de un enorme hacinamiento y suciedad; sorprendido por esto se da por vencido y se convence de que el Creador desea el fin para toda la raza humana. De vuelta en el campamento, Matusalén bendice a Ila y su esterilidad se cura. Poco antes de que se inicien las lluvias, Cam decide ir al propio campamento y encontrar a una mujer. En un pozo lleno de los muertos encuentra a una joven asustada llamado Na`el (Madison Davenport), que está dispuesta a irse con él, pero en su huida de regreso al arca, el pie de Na`el queda atrapado en una trampa para animales. Noé intenta ayudarla, pero ve la horda humana llegando para asaltar la nave, y obliga a Cam a dejar atrás a la joven y salvarse a sí mismo. Segundos después, la horda alcanza a Na`el y la pisotea hasta la muerte. Toda la familia de Noé penetra en el Arca a excepción de Matusalén, que prefiere morir en el diluvio. Con todos en el Arca, los Vigilantes se sacrifican luchando contra las hordas de soldados que intentan asaltarla. Esto permite a los Vigilantes regresar a su forma original volver a su Creador, que los ha perdonado. A medida que el nivel del agua comienza a subir, los soldados restantes se ahogan, pero un herido Tubalcaín aprovecha la oportunidad de sobrevivir y se arrastra hacia un punto alto de la nave, donde finalmente se encuentra con Cam. El viejo rey malvado provoca la ira de Cam hacia Noé por permitir que Na`el muriera. Mientras tanto, la familia de Noé escucha los gritos agonizantes de los que están fuera del Arca, implorándole a que permita que algunos de ellos entren, pero Noé, traumatizado responda que no hay lugar para ellos. Ila se despierta, se siente mal, y va a Naameh que deduce que está encinta. En este preciso momento, las lluvias se detienen por completo. Ila dice que es porque el Creador sonríe sobre el feto. Naameh, Sem e Illa informan a Noé del suceso, pero el patriarca racionaliza que el deseo del Creador para destruir a la humanidad se extiende también a su propia familia, que pensó inicialmente que simplemente iba a morir de viejo una vez que las aguas retrocedan. Noé dice a la familia que si el hijo que va a nacer es un niño, él reemplazará al más joven como el último hombre, pero si nace una niña, la matará para horror de Ila. Aunque Noé no está dispuesto totalmente al sacrificio, siente que es un deber hacia el Creador, Noé, llorando, sube a la parte superior del arca, y pide consejo del Creador. Al no encontrar respuesta, Noé tiene que hacer lo que le dijo a su familia. Mientras tanto, Tubalcaín encuentra ayuda del ingenuo Cam y Naameh hace un último y fracasado intento de disuadir a su marido. Tras varios meses, el embarazo de Ila avanza, y con Sem construyen una pequeña balsa para escapar de la trama de Noé para matar a su hijo, pero Noé quema la balsa, lo que provoca que Ila entre en parto. Con la ayuda de Naameh, la joven aterrorizada da a luz a dos niñas gemelas. Al escuchar los gritos del bebé, Noé persigue a Ila a la parte superior del Arca. Como Ila canta a los bebés que lloran para calmarlos antes de morir, Noé mira a las recién nacidas y decide dejarlas vivir. Tubalcaín aparentemente ha manipulado a Cam con la creencia de que está matando a Noé por el bien de la descendencia de Ila y Sem, así como venganza por Na`el, por lo que Cam atrae a Noé al final del Arca en la pretensión de que los animales, que han despertado y han comenzado a comerse entre sí, lo maten. Cuando Noé y Tubalcaín inician una pelea brutal, el Arca golpea una montaña y Tubalcaín se lanza a través de la pared rota de la nave, quedando herido. Como el rey se levanta y trata de terminar a Noé, Cam, arrepentido, apuñala a Tubalcaín, causándole la muerte. Como el resto de la familia empieza a a tener su propia vida, Cam decide que es hora de que salgan, todavía enojado con Noé por lo sucedido con Na`el. Ila se enfrenta a Noé y cuando le pregunta por qué no mató a sus hijas, Noé revela que no tenía nada más que amor por las niñas cuando por primera vez las vio, porque vio la bondad de la humanidad. Más tarde, la familia se encuentra en la cima de un acantilado y Noé los bendice a todos como el comienzo de una nueva raza humana. Observan que el Creador envía un arco iris del cielo, que cubre la totalidad de la Tierra, lo que indica su promesa de no volver nunca a provocar un nuevo diluvio.

    Comentario

    Russell Crowe, encarna a Noé, el hombre elegido por Dios para realizar una gran tarea antes de que una inundación apocalíptica destruya la tierra en esta gran superproducción bíblica. Una historia épica de coraje, sacrificio y esperanza dirigida por el visionario Darren Aronofsky (“La fuente de la vida”, “Cisne negro”), que es de origen judío y que desde los 13 años se ha sentido atraído por este relato del génesis en el cuál ve a Noé como un personaje oscuro y un superviviente culpable del diluvio: En un mundo asolado por los pecados humanos, Noé, un hombre pacífico que sólo desea vivir tranquilo con su familia, recibe una misión divina: construir un Arca para salvar a la creación del inminente diluvio. Todo comienza cuando, cada noche, Noé tiene el mismo sueño: las visiones de muerte provocada por el agua, seguidas de nueva vida en la Tierra.