NO DESEARÁS AL VECINO DEL 5º (1970)

    Titulo original: No desearás al vecino del quinto
    Año: 1970
    País: España
    Duración: 83 min.
    Dirección: Ramón Fernández
    Guión: Sandro Continenza y Juan José Alonso Millán, basado en un argumento de Juan José Alonso Millán.
    Música: Piero Umiliani

    Intérpretes

    Alfredo Landa, Jean Sorel, Ira de Fürstenberg, Isabel Garcés, Margot Cottens, Adrián Ortega, Annabella Incontrerqa, Guadalupe Muñoz Sampedro, Franco Balducci, Malisa Longo, Rubens Garca, Licia Calderón, José Manuel Martín, Verónica Luján, María Isbert, Mara Laso, Ángel Menéndez, Beatriz Savón, Álvaro de Luna, Venancio Moreno, José Luis Chinchilla, Emilio Rodríguez, Alejandro de Enciso, Pedro Rodríguez de Quevedo, Antonio Cintado y David Areu.

    Sinopsis

    Mientras en Toledo el apuesto ginecólogo Pedro Andreu (Jean Sorel) tiene la consulta vacía por ser muy atractivo y no fiarse de él los parientes de sus posibles pacientes, el modisto Antón (Alfredo Landa), su vecino del piso quinto, tiene su negocio lleno de mujeres por ser homosexual. Un día Pedro Andreu viaja a Madrid para asistir a unas conferencias sobre ginecología, en encuentra a Antón en una discoteca bailando con unas rubias despampanantes. El modisto le cuenta que en Toledo se hace pasar por homosexual para no tener problemas con su clientela, pero tiene un piso en Madrid al que acude una vez al mes durante unos días para divertirse. Celosa por el injustificado alargamiento de la estancia de Pedro Andreu en la capital, su atractiva novia Jacinta (Ira de Fürstemberg) viaja a Nadridm descubre que su novio se ha ido a vivir al apartamento de Antón, y deduce que se ha hecho homosexual. La noticia corre por Toledo, la consulta de Pedro Andreu se llena de pacoentes, pero Jacinta se propone volver a Madrid, seducirle ydemostrarle que sigue siendo un hombre

    Comentario

    La película más emblemática del "landismo" y que abrió paso a todo un torrente de títulos con un Alfredo Landa en calzoncillos obsesionado con el sexo y persiguiendo a señoras estupendas para luego nunca conseguir nada. Durante años fue todo un éxito de taquilla ya que de alguna manera presentaba temas (un personaje supuestamente homosexual, señoras ligeras de ropa) que estaban prohibidos en nuestra cinematografía hasta entonces. Realizada de manera tosca y desaliñada, vista hoy no puede más que producir vergüenza ajena.