NO ANDABA MUERTO, ESTABA DE PARRANDA (2019)

    28
    Titulo original: No andaba muerto, estaba de parranda
    Año: 2019
    País: Colombia
    Duración: 90 min.
    Dirección: Fernando Ayllón
    Guión: Fernando Ayllón

    Intérpretes

    Ana Cristina Botero, Shirley Marulanda, Brian Moreno, Jairo Ordoñez, Liss Pereira, Nelson Polanía y Ricardo Quevedo.

    Sinopsis

    Juan Pablo (Ricardo Quevedo) tiene 18 años siendo contador de una agencia de viajes. Ser un empleado de una próspera compañía no garantiza que su vida sea exitosa, por el contrario, el salario apenas le alcanza para compartir una hamburguesa con su amigo Javier (Nelson Polanía), con quien intenta drenar su frustración de poder viajar y conocer el mundo. Un día, Juan Pablo resbala y se golpea la cabeza. Al despertar le dan la noticia de que tiene un tumor y que le quedan 3 meses de vida, por lo cual decide transferir fondos de la empresa a su cuenta y así, con la complicidad de Mónica (Liss Pereira), su compañera de trabajo, no le importa estafar a la más peligrosa red de lavado de dinero del país, comandada por Lucy (Ana Cristina Botero), para pagarse el lujoso viaje, pues según sus cuentas, su sorpresiva  enfermedad lo llevaría a la tumba, antes que el disparo de un asesino a sueldo. Decide viajar por Europa con su amigo Javier, sin saber que está siendo seguido por un sicario. Sin embargo, con el paso de los días, la salud de Juan Pablo no se quebranta y el sicario le busca en hotel. Pronto se inicia una pelea entre el sicario y los dos amigos. Juan Pablo le dispara, por lo que deberá regresar a Colombia y tratar de fingir su propia muerte e inventar su funeral. De regreso a su país le dicen que Mónica trabaja para Lucy, pero realmente está trabajando para la policía.

    Comentario

    Una comedia Netflix de enredos que utiliza el humor para tocar temas como la corrupción, las juergas, las drogas, las traiciones, el sexo, cuyo protagonista es el típico perdedor al que le han diagnosticado una enfermedad terminal, ese será el momento en el que se dé cuenta lo miserable que es su vida y decida vivir los pocos días que le quedan al máximo.