NEVADA SMITH (1966)

    17
    Titulo original: Nevada Smith
    Año: 1966
    País: EE.UU.
    Duración: 128 min.
    Dirección: Henry Hathaway.
    Guión: John Michael Hayes, basado en la novela de Harold Robbins "The Carpetbaggers".
    Música: Alfred Newman.

    Intérpretes

    Steve McQueen, Karl Malden, Brian Keith, Arthur Kennedy, Suzanne Pleshette, Raf Vallone, Janet Margolin, Pat Ingle, Howard Da Silva, Martin Landau, Paul Fix, Gene Evans, Josephine Hutchinson, John Doucette, Val Avery, Sheldon Llaman, Lyle Bettger, Bert Freed, David McLean, Steve Mitchell, Merritt Bohn, Sandy Kenyon, Ric Roman, John Lawrence, Stanley Adams, George Mitchell, John Litel, Ted de Corsia, Loni Anderson, Jan Arvan, Carmen Austin, Baynes Barron, Isabel Boniface, Thordis Brandt, Joe Budd, Frank Christi, Iron Eyes Cody, Carol Daniels, Walt Davis, Jerry Gatlin, Chuck Hayward, Robert F. Hoy, Loren Janes, Maureen Janzen, Dal Jenkins, L.Q. Jones, Dave Kashner, Patty Kelly, Strother Martin, Joanna Moore, Boyd “Red” Morgan, Joyce Nizzari, Francine Pyne, Mike Ragan, Chuck Roberson, Victor Romito, Jeffrey Sayre, Roy N. Sickner, Sarita Vara, Ralph Volkie, Edy Williams, Henry Wills, Dick Winslow y Chief Yowlachie.

    Sinopsis

    En el año 1890 se desata la fiebre del oro en California. En ese contexto, tres pistoleros asesinan a los padres de joven Max Sand (Steve McQueen), un inocente muchacho hijo de madre india y padre blanco. Éste se lanza en persecución de los asesinos siguiéndolas pistas que van dejando. En su búsqueda, un día se encuentra con un fabricante de armas que intenta disuadirle de su venganza. Pero para Max, lograr atrapar a los asesinos de sus padres es mucho más importante y prosigue su búsqueda convertido en un pistolero solitario que se hace llamar Nevada Smith, ciego por el odio y cuyo único motivo para seguir vivo es el ansia de venganza.

    Comentario

    Uno de los excelentes westerns de Henry Hathaway, que toca un tema muy común en el género, la historia de una venganza, según una novela de Harold Robbins, basada en un personaje real que ya había sido encarnado dos años antes por Alan Ladd en "Los insaciables", de Edward Dmytryk y que en 1975 daría origen a una producción para la televisión que firmó Gordon Douglas. Aunque Steve McQueen rodó la película con 36 años, por lo que resultaba muy improbable que funcionase como el joven pistolero protagonista sediento de venganza, su extraordinaria interpretación solventó esta dificultad sin el menor problema.