NADA QUE DECLARAR

    8
    Titulo original: Rien à déclarer
    Año: 2010
    País: Francia
    Duración: 105 min.
    Dirección: Dany Boon
    Guión: Dany Boon
    Música: Philippe Rombi

    Intérpretes

    Dany Boon, Benoît Poelvoorde, Karin Viard, François Damiens, Julie Bernard, Bouli Lanners, Laurent Gamelon, Olivier Gourmet, Philippe Magnan, Bruno Lochet, Guy Lecluyse, Zinedine Soualem, Christel Pedrinelli, Joachim Ledeganck, Jean-Paul Dermont, Eric Godon, Sylviane Alliet, Jean-Luc Couchard, Laurent Sobry, Nadège Beausson-Diagne, Laurent Capelluto, Bruno Moynot, Alexandre Carriere, Jérôme Commandeur, David Coudyser, Nicolas Guy, Christophe Rossignon, Jérôme Seydoux, Sophie Seydoux, Roland Levy, Corinne Levy, Jean-Claude Lagniez y Patrick VO

    Sinopsis

    1 de enero de 1993: fecha de la creación de la Eurozona. Dos agentes de aduanas -un belga y un francés- se enteran de que su puesto en la frontera, situado en los pueblecitos de Courquain, Francia y Koorkin, Bélgica, está a punto de desaparecer. Ruben Vandervoorde (Benoît Poelvoorde) es el agente de aduanas belga y la francofobia es una tradición familiar. Pero ahora se verá obligado a inaugurar la primera brigada móvil mixta franco-belga. Su equivalente francés será Mathias Ducatel (Dany Boon), enemigo de toda la vida de Ruben y que está secretamente enamorado de su hermana. Para sorpresa de todo el mundo, Mathias acepta ser el compañero de Vandevoorde. Juntos peinarán las carreteras rurales fronterizas a bordo de un vehículo especial de las aduanas internacionales: un destartalado Renault 4L a punto para el desguace.

    Comentario

    Dany Boon, el director y protagonista de “Bienvenidos al Norte”, vuelve con otra comedia de similares características. Con la acción en un pueblo fronterizo entre Francia y Bélgica, los protagonistas son los aduaneros de ambos lados de la línea divisoria (que cruza la calle principal del lugar), en el momento del nacimiento de la Eurozona, en que la Unión Europea decide la supresión de las aduanas. Un canto a la tolerancia a través de los prejuicios ancestrales y las rivalidades entre franceses y belgas.