MORBO (1972)

    94
    Titulo original: Morbo
    Año: 1972
    País: España
    Duración: 82 min.
    Dirección: Gonzalo Suárez.
    Guión: Gonzalo Suárez y Juan Cueto, basado en un relato de Gonzalo Suárez.
    Música: Jacques Daugean.

    Intérpretes

    Ana Belén, Víctor Manuel, Michael J. Pollard y María Vico

    Sinopsis

    Diego (Víctor Manuel) y Alicia (Ana Belén), recién casados, instalan su roulotte en el claro de un bosque a fin de pasar aislados su luna de miel. Pronto empiezan a degradarse las relaciones de la pareja, la atmósfera comienza a enrarecerse, en tanto suceden a su alrededor cosas extrañas, acontecimientos que no logran explicar. Poco a poco, Alicia comienza a obsesionarse por cierta casa oculta que Diego dice haber visto. Paralelamente, la joven se siente observada por alguien que la acecha entre los árboles. Diego atribuye estas alucinaciones a una morbosa imaginación que cree descubrir en su mujer. Crece el desasosiego de Alicia, que se enfrenta con su marido al descubrir las mentiras de éste. Se da cuenta de la debilidad de Diego, y la joven decide actuar por propia cuenta para resolver las dudas sobre la existencia de la misteriosa casa, y detrás de un bosque quemado descubre una inquietante mansión. En ella habitan una mujer paralítica y ciega (María Vico) acompañada de un hombre (Michel J. Pollard), que es quien ha estado observando a la pareja. Alicia ve horrorizada que los personajes de la casa imitan sus actos y conversaciones. Huye Alicia, y se desencadena una crisis entre la joven pareja, que acaba cometiendo un brutal asesinato. Sólo entonces Diego y Alicia consiguen librarse de esta pesadilla y, por primera vez, se sienten realmente unidos.

    Comentario

    Un drama de suspense en cuyo rodaje se conocieron y enamoraron Victor Manuel y Ana Belén, que, como el cine más interesante del tardofranquismo, tenía que recurrir a símbolos para poder pasar la censura. El director Gonzalo Suárez, tras su trilogía de filmes de hierro ("Ditirambo", "Aoom", "Doctor Fausto", inicia aquí una nueva etapa con historias más asequibles, buscando con ésta hacer una película totalmente mental y de cálculo, con unas bases mínimas (dos personajes, y el claro de un bosque), para hablar del matrimonio. Gonzalo Suárez recurrió a su amigo Sam Peckinpah para que una vez rodada la cinta, la supervisase.