MONUMENTS MEN (2014)

    Titulo original: The Monuments Men
    Año: 2014
    País: EE.UU. - Alemania
    Duración: 118 min.
    Dirección: George Clooney
    Guión: George Clooney y Grant Heslov, basado en el libro “The Monuments Men”, de Robert M. Edsel y Bret Witter
    Música:

    Alexandre Desplat.
    Temas musicales: “Night And Day”, interpretado por Patrick Péronne; “You Always Hurt The One You Love”, interpretado por The Mills Brothers; y “Have Yourself A Merry Little Christmas”, interpretado por Nora Sagal.


    Intérpretes

    George Clooney, Matt Damon, Bill Murray, Cate Blanchett, John Goodman, Jean Dujardin, Hugh Bonneville, Bob Balaban, Dimitri Leonidas, Justus von Dohnányi, Holger Handtke, Michael Hofland, Zahary Baharov, Michael Brandner, Sam Hazeldine, Miles Jupp, Alexandre Desplat, Diarmaid Murtagh, Serge Hazanavicius, Luc Feit, Emil von Schönfels, Udo Kroschwald, Aurélia Poirier, Grant Heslov, Matthew Maguire, Michael Dalton, Christian Rodska, Stefan Kolosko, Thomas Wingrich, Oliver Devoti, James Payton, Lucas Tavernier, Oscar Copp, Luciana Castellucci, Declan Mills, Richard Crehan, Stuart Matthews, André Hinderlich, Maximilian Seidel, Marcel Mols, Matt Rippy, John Dagleish, Andrew Byron, Nicolas Heidrich, Aidan Sharp, Xavier Laurent, Ben-Ryan Davies, Nick Clooney, Joel Basman, Andrew Alexander, Adrian Bouchet, Claudia Geisler, Joe Reynolds, Levi Strasser, Piet Paes, Audrey Marnay, Martin Crossingham, Lee Asquith-Coe, James Ayling, Mark Badham, Nic Bernasconi, Alan Bond, Werner Braunschädel, Colin Coombs, Graham Curry, Nick Donald, Robert Eames, Jason Ebelthite, Marco Flammer, Adam Gary, Roberto Gomez Martin, Stanley Grimmer, Matt Harris, Nick Horwood, Artem Kirichuk, Jorge Leon Martinez, Daniel Littau, Jo Marriott, Vander McLeod, Morris Minelli, Matthew John Morley, Harry Leonard Parkinson, Lee Plumridge, Andrew James Porter, David L. Price, Adam Prickett, Ben Probert, Adam Rabinowitz, James Michael Rankin, Kathrin Susanne Rieger, Corin Stuart, Mitch Thornton, Joe Warshaw y Randy Witte.

    Premios

    Seleccionada en Sección Oficial fuera de concurso en el Festival Internacional de Cine de Berlín.


    Sinopsis

    George Strout (George Clooney) explica ante un grupo selecto de oficiales aliados en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial, las consecuencias de la falta de planificación ante una batalla, mostrando imágenes de los monumentos artísticos de la Europa ocupada que an sido dañados o destruidos por los bombardeos aliados, utilizando Montecasino, en Italia, como el mejor ejemplo posible de la necesidad de una intervención inmediata. Franklyn D. Rooswelt le otorga poderes para la creación especializado en proteger y rescatar el tesoro artístico de Europa. Strout busca a un viejo amigo, James Granger (Matt Damon), restaurador de murales, para pasar después a contactar con un arquitecto, Richard Campbell (Bill Murray), un escultor, Walter Gardfield (John Goodman), y un director de teatro, Preston Savitz (Bob Balaban). El grupo desemnarca en Normardía un tiempo después de los ejércitos aliados para ver como los oficiales al mendo rechazan su propuesta de proteger los monumentos históricos en su avance hacia Berlín. Paralelamente, una francesa llamada Claire Simone (Cate Blanchett), secretaria de la oficia del mando nazi en París desde donde se decide el destino de las obras de arte que los alemanes están sacando apresuradamente de Francia, no puede impedir el expolio. Con la llegada de los aliados es acusada de colaboracionista, pero James Granger, viaja en su busca para convencerla para que le diga lo que sabe, a lo que ella se resiste porque cree que lo que los aliados pretenden es que el tesoro artístico solo cambie de manos y se lo queden ellos. Aun con las dificultades idiomáticas Granger logra que Simone le diga donde cree que los nazis esconden las obras de arte robadas, una mina en Alemania, Merkers, y otra en Austria, Altausee, lugares a los que los Monuments Men intentarán llegar antes de que lo hagan los rusos en una carrera contra reloj.

    Comentario

    Por mucho que se haya reiterado a lo largo de las últimas décadas, resultaba de lo más atractiva la idea de denunciar una vez más el atropello del expolio nazi, el robo masivo de bienes materiales y artísticos que Hitler perpetró a lo largo de su siniestro mandato. Y es que todavía hoy (véase lo ocurrido con la colección Cornelius Gurlitt descubierta en Salzburgo) colean muchas incógnitas acerca del destino de buena parte de aquel inmenso saqueo. Se supone que el buen Clooney (coguionista además del invento) se sentó un día en el despacho de algún poderoso productor y le bastaron unos minutos para convencerle del acierto. Pero ahí, en la idea, se acabó toda la emoción. Lo demás resulta un enorme fiasco que nos deja perplejos. Cómo se puede desperdiciar semejante oportunidad de oro, con medios suficientes, actores de relieve, sensibilidades afines, unas pinceladas de humor y una historia que se cuenta sola…a menos que se cuente, como es el caso, sin hilazón, a base de capítulos yuxtapuestos, si no amontonados; una aventura desprovista del desasosiego que debiera rebosar cada momento, de la tensión que cualquiera de las situaciones podría provocar y hasta de la simpatía que en teoría suscita una brigada de hombres haciendo justicia y restituyendo desinteresadamente a cada cual lo suyo. Pues nada de eso ocurre en “Monuments men”. El relato es desordenado, Clooney se pone sentencioso, la hazaña nunca levanta el vuelo y el aburrimiento está garantizado. Lo mejor, cuando se ponen graciosillos en los primeros minutos del reclutamiento de los expertos, tan parecidos, por otra parte, a los de “Ocean’s eleven” de su amigo Soderbergh. En fin…está claro que todos nos equivocamos.