MONSTRUOSO

    10
    Titulo original: Cloverfield
    Año: 2008
    País: EE.UU.
    Duración: 85 min.
    Dirección: Matt Reeves
    Guión: Drew Goddard
    Música: Tema musical: "Roar! (Cloverfield overture)", de Michael Giacchino, interpretado por The Bratislava Orchestra

    Intérpretes

    Lizzy Caplan, Jessica Lucas, T.J. Miller, Michael Stahl-David, Mike Vogel, Odette Yustman, Anjul Nigam, Margot Farley, Theo Rossi, Brian Klugman, Kelvin Yu, Liza Lapira, Lili Mirojnick, Ben Feldman, Elena Caruso, Vakisha Coleman, Will Greenberg, Rob Kerkovich, Ryan Key, Hisonni Johnson, Rasika Mathur, Baron Vaughn, Charlyne Yi, Roma Torre, Rick Overton, Martin Cohen, Jason Cerbone, Pavel Lychnikoff, Billy Brown, Scott Lawrence, Jeffrey De Serrano, Tim Griffin, Chris Mulkey, Susse Budde, Jason Lombard y Jamie Martz.

    Sinopsis

    La víspera de su viaje a Japón, Rob Hawkins (Michael Stahl-David) celebra una fiesta de despedida que le han organizado su hermano Jason (Mike Vogel) y la enamorada de éste, Lily Ford (Jessica Lucas), durante la que espera expresar ciertos sentimientos ocultos y, de paso, atar algunos cabos sueltos. Rob discute con Beth McIntyre (Odette Yustman) y ella se va de la fiesta. El plan de Rob se desmorona cuando un temblor sacude el edificio. Tras ver un boletín de noticias en televisión acerca de un terremoto, todos corren a la terraza para evaluar los daños, sin dejar de filmar todo con una cámara de video amateur. De pronto, una bola de fuego explota en la lejanía y hay un apagón. La confusión del principio se convierte en pánico mientras todos se precipitan hacia la calle. Entre los gritos de la gente, se oye un terrible rugido de dimensiones sobrehumanas. Rob y sus amigos descubren un paisaje desolador, del que se ha apoderado algo de otro mundo, aterrador, monstruoso… La cabeza de La Estatua de la Libertad cae en la calle y una explosión se acerca al grupo de gente. Deciden dejar Manhattan por el puente de Brooklyn pero Rob se detiene cuando recibe una llamada de Beth, la cual está atrapada en su apartamento. El puente se empieza a colapsar tras del ataque de la criatura, que provoca la muerte de Jason. Los militares que atacan al monstruo son frenados por unas pequeñas criaturas que caen del propio monstruo. Rob y sus amigos deciden ir a rescatar a Beth a través de un túnel subterráneo, pero una de los componentes del grupo, Marlena Diamond (Lizzy Caplan), es picada por una de las pequeñas criaturas durante un ataque y muere poco después en un hospital de campaña del Ejército al explotarle de forma repentina el torso. A pesar de enterarse de que se esta evacuando la ciudad y de que no es posible contener a la criatura se decide bombardear Manhatan por los militares, pero Rob y su grupo continúan hacia el apartamento de Beth. Aunque encuentran a Beth herida consiguen trasladarla hasta el lugar de evacuación, donde consiguen subir a un helicóptero. Rob, Beth y Hudson abordan otro helicóptero y ven como un avión combate a la criatura. La criatura sobrevive al ataque y golpea el helicóptero donde estaba el grupo de supervivientes mandándolo fuera de control y cayendo en Central Park, donde Hudson muere. Recuperando la cámara Rob y Beth toman un descanso bajo un puente, esperando que alguien encuentre la película. Polvo, sirenas, y una explosión destruyen el puente, cubriendo la cámara con polvo. Rob y Beth se declaran su amor mientras una segunda explosión cubre la cámara con escombros. La última escena filmada muestra como, con Coney Island al fondo, un nuevo objeto cae del cielo.

    Comentario

    J.J. Abrams, creador de la serie de televisión “Perdidos”, es el productor de esta cinta en la que unos amigos filman con una cámara el ataque de un monstruo del tamaño de un rascacielos a Nueva York. Un cruce entre “Godzilla” y “El proyecto de la bruja de Blair”, que dirige Matt Reeves (“Mi desconocido amigo”). La película sigue el típico esquema de una terrible criatura de origen desconocido destruyendo Manhattan y atacando a los humanos, pero a diferencia de otras historias semejantes, el filme está hecho con un estilo hiperrealista, a lo que contribuye que los protagonistas filmen todo lo que sucede, a modo de crónica, con una cámara de video casero.