MONSTRUOS CONTRA ALIENÍGENAS

    7
    Titulo original: Monsters vs. Aliens
    Año: 2009
    País: EE.UU.
    Duración: 94 min.
    Dirección: Rob Letterman y Conrad Vernon
    Guión: Maya Forbes, Wallace Wolodarsky, Rob Letterman, Jonathan Aibel y Glenn Berger, basado en un argumento de Rob Letterman y Conrad Vernon
    Música: Henry Jackman. Tema musical: "Sexual Healing", interpretado por Marvin Gay

    Sinopsis

    El día en que se suponía que iba a casarse con Derek Dietl, el hombre del tiempo local, Susan Murphy es golpeada por un meteorito pringoso procedente del espacio. Esta chica de pueblo un tanto dócil y sumisa se vuelve de pronto tal alta como una casa de cinco pisos, y con una fuerza inimaginable. Pese a su tamaño y fuerza, ella no se considera un monstruo, y desea desesperadamente regresar a su monótona vida anterior. Pero el ejército la captura y la encierra en una zona de contención secreta del gobierno. Allí, Susan (ahora llamada Genórmica) se ve rodeada de otros monstruos encarcelados: el inteligente, aunque con cabeza de insecto, Dr. Cucaracha, un hombre cucaracha sofisticado y con encanto, auque se distrae fácilmente con la comida podrida. Es capaz de construir cosas ingeniosas que, desgraciadamente suelen tener efectos secundarios desafortunados; el machote medio simio medio pez Eslabón, un arcaico hombre-pez que estaba a punto de evolucionar (básicamente pasando de su charca a tierra firme) cuando fue sorprendido por la Edad de Hielo y quedó instantáneamente congelado. Cuando se descongeló e intentó regresar a su charca, que por desgracia ahora era un centro turístico, no tuvo más remedio que aterrorizar a los inquilinos. Después de 50 años en una prisión militar secreta, aún está lleno de bravuconería machista.; el gelatinoso e indestructible, amorfo y opaco B.O.B., resultado de un cruce entre un tomate transgénico con una cubierta transgénica de postre sabor ranchero. Es un tipo con un apetito insaciable. Puede que BOB no tenga cerebro (literalmente, no tiene sesos), pero es el corazón del equipo, aunque técnicamente tampoco tenga corazón.; y la larva de 100 metros llamada Insectosaurio, una larva convertida, como consecuencia de la radiación nuclear, en un monstruo de 120 metros de altura, que inmediatamente redujo Tokio a cenizas. No quería ser tan destructivo, en realidad sólo estaba utilizando los rascacielos para afilarse los dientes. Habla con un rugido ininteligible que sólo entiende su buen amigo Eslabón. Con su enorme tamaño y su capacidad de arrojar hilos de seda por la nariz, es una larva formidable. Sin embargo, su reclusión queda interrumpida cuando el general Provoker (siguiendo órdenes desesperadas del presidente) pone en acción al grupo de monstruos para combatir a un imparable robot que está arrasando el país. Victoriosos, los monstruos pronto se enfrentan a la nave nodriza del robot, bajo el mando del malvado Galaxhar, que exige la devolución de su quantonio (sea lo que sea), o destruirá el planeta. Mitad humanoide, mitad calamar, y completamente alienígena, Galaxhar es el megalomaníaco por excelencia, que destruyó su propio planeta para poder reconstruirlo a su gusto en otro lugar. Recorre la galaxia en busca de la sustancia más poderosa del universo, el Quantonium. Con él, podrá llevar a cabo su diabólico plan: invadir el universo, empezando por la Tierra, con clones de sí mismo. De modo que está en manos de los monstruos vencer su condición de inadaptados y salvar al mundo de la destrucción inminente que se avecina.

    Comentario

    Película de animación reinventa la clásica película de monstruos de los años 50, convirtiéndola en una irreverente comedia de acción de nuestro tiempo. Con una versión en 3D, el filme no sólo está influenciado por las películas de serie B de los años 50 y por su publicidad impresa, sino también por las revistas Mad de la época, que lanzaron a la fama a icónicos e influyentes ilustradores como Jack Davis, Don Martin y Jack Richard.