MONA LISA

    16

    George (Bob Hoskins), después de salir de la prisión, comienza a buscar un trabajo, pero el tiempo que ha pasado ha reducido su prestigio en el mundo de los bajos fondos. El único trabajo que encuentra es como conductor de Simone (Cathy Tyson), una prostituta negra de lujo cuyos clientes son hombres de negocios y árabes millonarios. A pesar de sus diferencias (él con apenas estudios, poco atractivo, y sencillo; ella hermosa, elegante, e inteligente), George y Simone acaban congeniando y él acabará convirtiéndose en el ángel guardián de ella. El sentimiento de afecto de George hacia Simone irá en aumento lo que hará enamorarse perdidamente de ella. Así las cosas, George acepta ayudar a localizar a una vieja amiga drogadicta de Simone, que trabaja en las calles y que se ha metido en un buen lío. George está dispuesto a ayudarla aunque ello suponga enfrentarse al mafioso local Mortwell (Michael Caine), y a un obseso rey del porno que no deja de ser la sombra de su pasado. Pronto descubrirá algo que jamás podía imaginar, algo que puede destruir su propia vida.