MISHIMA. UNA VIDA EN CUATRO CAPÍTULOS

    40
    Titulo original: Mishima. A life in four chapters
    Año: 1985 (Reposición)
    País: EE.UU.
    Duración: 121 min.
    Dirección: Paul Schroeder
    Guión: Leonard Schrader y Paul Schrader, traducido al japonés por Chieko Schrader, inspirado en la vida y obras de Yukio Mishima.
    Música: Philip Glass

    Intérpretes

    Ken Ogata, Masayuki Shionoya, Hiroshi Mikami, Junya Fukuda, Shigeto Tachihara, Junkichi Orimoto, Naoko Otani, Gô Rijû, Masato Aizawa, Yuki Nagahara, Kyuzo Kobayashi, Yuki Kitazume, Haruko Kato, Yasosuke Bando, Hisako Manda, Naomi Oki, Miki Takakura, Imari Tsujikoichi Sato, Kenji Sawada, Reisen Lee, Setsuko Karasuma, Tadanori Yokoo, Yasuaki Kurata, Mitsuru Hirata, Toshiyuki Nagashima, Hiroshi Katsuno, Naoya Makoto, Hiroki Ida, Jun Negami, Ryo Ikebe, Toshio Hosokawa, Hideo Fukuhara, Yosuke Mizuno, Eimei Ezumi, Minoru Hodaka, Alan Mark Poul, Shoichiro Sakata, Ren Ebata, Yasuhiro Arai, Fumio Mizushima, Shinji Miura, Yuichi Sato, Sachiko Akagi, Tsutomu Harada, Mami Okamoto, Atsushi Takayama, Kimiko Ito, Kojiro Oka, Tatsuya Hiragaki, Shinichi Nosaka y Sachiko Hidari.

    Premios

    Premio a la Mejor Contribución artística en el Festival Internacional de Cine de Cannes

    Sinopsis

    La acción se inicia con Yukio Mishima (Ken Ogata), vestido de forma tradicional japonesa, atrincherado en un cuartel militar que se prepara para suicidarse haciéndose el harakiri, mientras recuerda lo que ha sido su vida. 1. – “La belleza”: Mishima a los 42 años. Sus libros son traducidos en todo el mundo. Su ejército privado le convierte en una personalidad política muy controvertida. Esa mañana, Mishima recuerda su infancia. Educado por su posesiva abuela, va descubriendo el poder de la belleza. Ante una reproducción del célebre cuadro “El martirio de San Sebastián”, descubre su sexualidad. El cuerpo masculino y la violencia del cuadro le dejan terriblemente confuso. Los recuerdos de esta época Mishima los atribuye a Mizoguchi, el héroe de su novela El pabellón de oro, que incendia un templo japonés muy venerado. 2. – “El arte”. En 1949 Mishima publica “Confesiones de una máscara”, una novela autobiográfica que revela su homosexualidad latente y que le consagra como escritor en todo el mundo. Mishima desea ser reconocido en todo el mundo no solo por su trabajo sino también por su transformación física. Comienza a practicar culturismo. La belleza y la fuerza muscular se entrecruzan. En 1959 vuelve a referirse a estos años en “La casa de Kyoko”, la historia de Osamu, un ser narcisista y culturista. 3. – “La acción”. La belleza corporal es efímera, solo el arte puede pretender la inmortalidad, solo el suicidio la puede preservar. Asociar la acción del arte por un fin moral es el motor que mueve a Isao, el personaje principal de “Caballos desbocados” que encuentra su voz en un terrorismo casi divino, en nombre del Japón imperial. En 1968, Mishima crea su propio ejército privado, como un samurai moderno y se cree el verdadero defensor del alma japonesa. 4. – “La armonía de la pluma y de la arena”. Año 1970. Acompañado de su discípulo Morita (Masayuki Shionoya) y de tres cadetes, Mishima entra en el Cuartel General del Ejército del Este, en Tokio y pide dirigirse a la guarnición. Tras recitar un manifiesto desde el patio de revista, ante el abucheo de las tropas, Mishima vuelve a entrar y, ante el oficial al que habían maniatado, se arrodilla y se clava un cuchillo en el abdomen. Morita, con la ayuda de otro cadete, lo decapita para, acto seguido, darse también muerte. Mishima entregó a su editor la última novela el mismo día de su suicidio. Fiel a la unidad entre arte y acción, completa al mismo tiempo sus dos supremas creaciones, su literatura y su vida.

    Comentario

    Bella y amarga evocación de la controvertida figura del escritor japonés Yukio Mishima, contada en cuatro etapas de su vida, desde su turbulenta vída artística e íntima hasta su suicidio ritual en 1970, llevado a cabo en un cuartel militar que había tomado militarmente. Una mirada occidental a la cultura oriental en un filme que explora las ideas y obsesiones, sobre un fondo de sexo y de muerte de este poeta, novelista y dramaturgo homosexual y militarista que se suicidó haciéndose el harakiri por la pérdida de valores de la sociedad japonesa contemporánea. Una de las mejores películas como director de Paul Schrader, el atormentado guionista de "Taxi driver", que escribe junto a su hermano Leonard. La película alterna la reconstrucción de las últimas horas del escritor con la representación de fragmentos de algunas de sus obras, con una notable utilización del color. Producida por Francis Ford Coppola y George Lucas, cuenta con una memorable creación a cargo del actor nipón Ken Ogata, un intérprete habitual de los filmes de Shoei Imamura. La película sufrió diferentes montajes, ya que su metraje original cercano a las tres horas y media fue reducido a esta versión que no supera las dos horas de duración.