MILLENNIUM 1: LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES

    36
    Titulo original: Män som hatar kvinnor
    Año: 2009
    País: Suecia
    Duración: 150 min.
    Dirección: Niels Arden Oplev
    Guión: Nicolaj Arcell y Rasmus Heisterberg, basado en la novela de Stieg Larsson.

    Intérpretes

    Michael Nyqvist, Noomi Rapace, Lena Endre, Sven-Bertil Taube, Marika Lagercrantz, Ingvar Hirdwall, Björn Granath, Ewa Fröling, Per Oscarsson, Peter Andersson, Peter Haber, Gösta Bredefeldt, Björn Granath, Stefan Sauk, Gunnel Lindblom, Willie Andréason, Tomas Köhler, Michalis Koutsogiannakis, Annika Hallin, Sofia Ledarp, Georgi Staykov, Barbro Enberg, Emil Almén, Lisbeth Åkerman, Sofia Brattwall, David Dencik, Alexandra Eisenstein, Jacob Ericksson, Christian Fiedler, Yasmine Garbi, Jan Mybrand, Fredrik Ohlsson, Pale Olofsson, Alexandra Pascalidou, Mikael Rahm, Louise Ryme, Reuben Sallmander, Magnus Stenius, Margareta Stone y Lennart R. Svensson.

    Premios

    Nominada a los Premios BAFTA de la Academia de Cine Británico a la Mejor Película dehabla no inglesa y a la Mejor Actriz Protagonista (Noomi Rapace)

    Sinopsis

    Hace 40 años, Harriet Vanger desapareció en medio de una reunión familiar en la mansión del poderoso clan de los Vanger, en una isla incomunicada debido a un accidente. Su cuerpo nunca se encontró, sin embargo su tío está convencido de que fue asesinada y de que el asesino es un miembro de su propia familia, una familia unida y a la vez disfuncional. Contrata entonces a Mikael Blomkvist, periodista caído en desgracia que dirige una publicación, “Millennium”, dedicada a destapar escándalos financieros y corruptelas. Por una serie de azares, Mikael conoce a una extraña, hosca, marginada hacker informática, Lisbeth Salander, que le ayudará en la investigación del caso. Cuando la pareja relaciona la desaparición con un número de grotescos asesinatos cometidos hace cuarenta años, se empieza a desentrañar una oscura y horrible historia familiar en el seno de los Vanger. Pero los Vanger son una familia reservada, y Blomkvist y Salander están a punto de averiguar lo lejos que están dispuestos a llegar para protegerse.

    Comentario

    Ver no es imaginar, evidentemente; era fácil equivocarse y defraudar a los millones de lectores que ya le habían puesto rostro a los personajes. El reparto, pues, en este caso parecía sustancial, clave, determinante. Pero un concienzudo trabajo de selección (Noomi Rapace a la cabeza) ha dado sus frutos y esa dificultad inicial se convirtió finalmente para “Millennium I. Los hombres que no amaban a las mujeres” en una de sus bazas principales; si hablamos de Cine, captar el imaginario colectivo es desde luego otra forma más de arte. Eso en cuanto al cuidado y eficaz reparto. El guión también sabe destacar (y mejorar a veces) lo sustancial del (a ratos insustancial) relato original: está trabajado, es ágil y, dentro de las limitaciones de partida, tiene buenos diálogos. Se ve y “se oye” bien. Otra ventaja añadida y nada menor viene a ser su factura, su apariencia: siendo una gran producción rodada con sobriedad, no descuida su fachada adecuadamente sueca y a ratos (en las escenas familiares) hasta próxima a la estética Bergman (¿conscientemente?); Niels Arden Oplev, el director, ha hecho su carrera en televisión, en la pantalla grande apenas acaba de estrenarse; pero está claro que tiene gusto y lleva la puesta en escena al terreno que convie ne (la modernidad y el clasicismo los casa bien).¿Estamos ante una gran película? Decididamente no; es hábil, eso sí, interesante y mucho más certera de lo predecible;pero –como la novela- el final resulta desmelenado, se desbarata y deja ver con demasiada certeza su fidelidad a un filón que, por supuesto, promete. Es el lastre que ha de afrontar; pero si Larsson levantara la cabeza la bendeciría, francamente.