MI TÍO JACINTO (1956)

    113
    Titulo original: Mi tío Jacinto / Mio zio Giacinto
    Año: 1956
    País: España - Italia
    Duración: 90 min.
    Dirección: Ladislao Vajda.
    Guión: Andrés Laszlo, José Santuguini, Max Korner, Gian Luigi Rondi y Ladislao Vajda.
    Música: Román Vlad.

    Intérpretes

    Pablito Calvo, Antonio Vico, José Marco Davó, Juan Calvo, Mariano Azaña, Pastora Peña, Julio Sanjuán, Miguel Gila, José Isbert, Luis Sánchez Polac Tip, Joaquín Portillo “Top”, Adriano Domínguez, Rafael Bardem, Gaspar Campos, Pedro Porcel, Julio Riscal, Jesús Colomer, Julio Alyman, Joaquín Vidriales, Rosita Valero, José Calvo, Gildo Bocci, Salvatore Libassi, Floria D'Alba, Flora Lillo, Pedro Valdivieso, Vicente Bañó, Agustín Bravo, Joaquín Burgos, John Berry, Bett Berry, José María Rodríguez, Félix Briones, Lerín, Boquerón, Los Xey, Paolo Stoppa, Walter Chiari, Carlo Campanini y Rafael Cortés.

    Premios

    Festival Internacional de Cine de Berlín: Oso de Plata y Premio del Público.

    Sinopsis

    La vida mísera de un novillero venido a menos llamado Jacinto (Antonio Vico) se verá alterada al conocer que está incorporado a un cartel taurino debido a que el torero fijado no puede asistir. Ante la necesidad de alquilar un traje de luces, se pone a trabajar en todo tipo de oficios -con poco beneficio- con el fin de reunir el dinero suficiente para el traje, junto a su sobrino Pepote (Pablito Calvo), un muchacho de pocos años pero muy espabilado. Después de pasar por todo tipo de situaciones, se dirige a la plaza soñando con sus días de gloria. Al final se trata de una charlotada que terminará deslucida por la copiosa lluvia que cae sobre la plaza.

    Comentario

    Feliz cruce entre el realismo poético francés y el neorrealismo italiano aderezado con toques de la comedia picaresca española para una fábula moralizante sobre un aspirante a torero que vive de forma miserable en compañía de su sobrino. Película ternurista, una caracteristica de su director, el húngaro afincado en España Ladislao Vajda, que ya había dejado patente en la exitosa “Marcelino pan y vino”, que desarrolla una reflexión sobre la mitología del fracaso. Antonio Vico y el entonces niño prodigio Pablito Calvo, al que Vajda había descubierto en “Marcelino pan y vino”, protagonizan la película, junto a un plantel de excelentes secundarios entre los que destacan Pepe Isbert, Juan Calvo y el italiano Paolo Stoppa.