MI AMANTE PROHIBIDO

    17

    Aquella noche, a Claire (Catherine Deneuve) le roba el bolso un joven en plena calle. Claire es una joven y alegre mujer que ha triunfado en su trabajo como diseñadora y estilista, y este pequeño robo no tendría demasiada importancia… sí el bolso en cuestión no contuviera una carta comprometedora. Comprometedora para el más alto funcionario del Estado: el Presidente de la República (Jean Louis Trintignant) en persona. En efecto, diez años antes, Claire ha tenido una amistad; de ella ha nacido un niño. Pero el presidente había pedido a Claire, en una carta escrita de su puño y letra, no revelar la existencia del niño a nadie. Debía evitarse el escándalo aunque era de notoriedad pública que su esposa no podía darle descendencia… Desde el momento en que Claire se da cuenta de que la carta ha sido robada, informa a los servicios del presidente; y aquel a quién ella llamaba Pollux (Michel Serrault) que hoy es ministro del interior y el más viejo amigo del jefe de Estado, y que acude a visitarla e intenta seguir la pista al joven ladrón. En realidad, este último, que se llama Pierre (Hippolyte Girardot), no se ha dado todavía cuenta de que estaba en posesión de una carta tan importante pero un amigo suyo, Herbert (Michael Auclair), viejo periodista con experiencia y que conoce bien los círculos de poder, se ha dado cuenta y pone la carta a buen recaudo. Durante ese tiempo, Claire continua viajando entre París y Nueva York por su trabajo y sobre todo para ver a su hijo Mike (Matthew Pillsbury), que vive en los Estados Unidos con unos amigos. Después de algunas peripecias, todo termina arreglándose, y el joven ladrón decide entregar la carta a Claire con la condición de que no avise a la policía. Pero el ministro del interior lo pilla con las manos en la masa; el joven huye, le atropella un coche, muere y su amigo periodista (homosexual y enamorado de él) decide publicar la copia de la carta que había guardado. Pero esto también le costará la vida, no se puede jugar con los grandes de este mundo….