MEMORIAS DE LA PLAYA DE BRIGHTON

    Titulo original: Brighton Beach Memoirs
    Año: 1986
    País: EE.UU.
    Duración: 108 min.
    Dirección: Gene Saks.
    Guión: Neil Simon, basado en su propia obra de teatro.
    Música: Michael Small. Canciones: Good Morning Glory, grabada por George Hall y su Orquesta, A Doinele a Volechl Geit, grabada por Neshoma Orchestra’s The New York Klezmer Ensemble, Infatuation, grabada por George Hall y su Orquesta, y Jungle Drums (Canto Karabali), grabada por Guy Lombardo & His Royal Canadians.

    Intérpretes

    Richard Bright, James Handy, Bette Henritze, Steven Hill, David Margulies, Fyvush Finkel, Kathleen Doyle, Alan Weeks, Marilyn Cooper, Jason Alexander y Christian Baskous.

    Sinopsis

    Eugene (Jonathan Silverman) es un joven aspirante a escritor de 15 años que crece en el seno de una familia judía de clase media de 1937 y que decide escribir una crónica de los locos avatares que va atravesando su familia, para que todo el mundo sepa en que mundo loco está creciendo. Vive en su pequeño hogar de Brooklyn con sus padres, un hermano mayor y una tía viuda y sus dos hijas. Eugene se confiesa como un maníaco sexual víctima de sus efervescentes hormonas mientras observa a su maravillosa pero excéntrica familia intentando dar un sentido a la vida. Kate (Blythe Danner), su madre, cocina, cose y limpia compulsivamente, logrando evitar una y otra vez las catástrofes que se ciernen sobre el hogar. Jack (Bob Dishy), su padre, es un optimista profesional que, a pesar de que simultanea dos trabajos no logra salir de la escasez. Incapaz de comunicarse con sus padres, Eugene se vuelve hacia su hermano mayor Stanley (Brian Drillinger) con el que comparte habitación, a quién abruma con sus continuas preguntas sobre sexo y con su espionaje persistente a sus vecinas cuando se están cambiando de ropa. En la casa está también la tía viuda Blanche (Judith Ivey), con tan mala suerte en el amor, que tuvo que cargar con sus dos hijas Laurie (Stacey Glick) y Nora (Lisa Waltz), que siempre se escapa para intentar convertirse en estrella de Broadway. A través de los ojos de Eugene, la familia se convierte en un recurso ideal para un escritor novel, viviendo los desastres y intentando desesperadamente sobrevivir. Además está la vida cotidiana, como pedir fiado en la tienda de la esquina y escondiendo su hambre que engaña con sus fantasías, el sexo y el deporte. Al final, una serie de hechos dramáticos acaban con la calma de la familia. El hermano mayor Stanley es despedido de su trabajo por defender a un negro que trabajaba con él, acabando en el ejército.

    Comentario

    La primera de una trilogía teatral semiautobiográfica del célebre Neil Simon, que el propio autor adapta para la pantalla. Ambientada en el Brooklyn de 1937, la historia retrata con agudeza y humor las crisis que va atravesando una familia judía.