MATÍAS, JUEZ DE LÍNEA (1995)

    Titulo original: Matías, juez de líbnea
    Año: 1995
    País: España
    Duración: 91 min.
    Dirección: Santiago Aguilar y Luis Guridi (La Cuadrilla)
    Guión: Santiago Aguilar y Luis Guridi (La Cuadrilla)
    Música:

    José Carlos Mac.


    Intérpretes

    Carlos de Gabriel, Ramón Barea, Alicia Sánchez, Francisco Algora, Manuel Manquiña, Álex Angulo, Sonia Jávaga, Antonio Durán “Morris”, Bruto Pomeroy, Carlos Lucas, Juan Polanco, Fausto Talón, Myriam De Maeztu, Paula Soldevila, Víctor Coyote , Popocho Ayestarán, Charly Bravo, Ana Sáez, Xosé Lois González, Justa, Juan Carlos Vidal, Rosana Ramil, Pascual, Manuel, Antonio, Lucas Rodríguez, Manuel Millán, Quico Cadaval, Francisco Maestre, Beni, José Antonio, Jesús Alcaide, Javier Jiménez, Joshean Mauleón, Santiago Segura, Ángel Plana, José Alias, Enrique Villén, Víctor Villate, Fernando Vivanco, José Luis Torrijo, Marta Fernández Muro, Saturnino García, Michael Robinson y José Manuel Moya.

    Sinopsis

    Matías (Carlos de Gabriel), un juez de línea, hombre solitario que vive modestamente con la aspiración de convertirse en árbitro de fútbol, prometió a su madre (Marta Fernández Muro) en el lecho de muerte que nunca mentiría. Salió del pueblo hace veinte años, donde aún vive su padre, Tomás, “El Pellejo” (Ramón Barea) que, como el resto de los 37 habitantes de la localidad, bebe sin moderación. Al arbitrar un partido de la selección española de fútbol, en el último minuto señala un penalti contra España para ser fiel a su promesa. España no se clasifica para el mundial, y Matías se ve obligado a huir para que no lo linchen. Se refugia en su pueblo natal, donde se reencuentra con su padre alcohólico al que no ve desde hace años. Pronto acaba descubriendo que todos los vecinos se dedican al contrabando de alcohol.

    Comentario

    Segunda película de La Cuadrilla que es también la segunda entrega de la trilogía titulada "España por la puerta de atrás". Si en "Justino, un asesino de la tercera edad” se ocupaban de un jubilado, y en la posterior "Atilano, presidente" de cómo se fabrica un político, aquí el protagonista es un linier de fútbol tan sumamente íntegro que se verá obligado a esconderse tras señalar un penalti contra la Selección Española en un partido decisivo para su clasificación en el Mundial de Fútbol. Es una película entrañable, homenaje a las viejas comedias de los estudios Ealing británicos y a "Whisky a gogó" en particular. Humor negro y reparto coral donde destacan Carlos de Gabriel, Ramón Barea y Alicia Sánchez.