MATAR EL TIEMPO (2014)

    14
    Titulo original: Matar el tiempo
    Año: 2014
    País: España
    Duración: 112 min.
    Dirección: Antonio Hernández
    Guión: Antonio Hernández
    Música: Antonio Galeano

    Intérpretes

    Ben Temple, Esther Méndez, Sergio Caballero, Nicholas Delvaux, Yon González, Alejandro Jornet, Aitor Luna, Luisa Martín, Susana Merino y Alfonso Torregrosa.

    Premios

    Seleccionada para la competición del Festival de Málaga Cine Español

    Sinopsis

    Robert H Walton (Ben Temple), un contable y auditor estadounidense que llega a Madrid para participar en una fusión empresarial, elaborando un informe sobre una entidad bancaria muy lejos de Nueva York. Abrumado por su rutina y su pasado, marcado por la muerte de su mujer, refugiado en su trabajo, acaba sucumbiendo a la soledad y la tentación. Así su monótona vida se ve sacudida al encontrar, a través de su ordenador portátil, en Internet la particular mirada de Sara (Esther Méndez), una prostituta que le hará cambiar sus esquemas. Contrata sus servicios y acude a su domicilio para tener sexo con ella. La experiencia le resulta a Walton lo suficientemente gratificante como para querer un nuevo encuentro. Vuelve a contactar con ella y le pide que, en esta ocasión, sea ella la que acuda a su hotel. Pero estar cerrado el trato a través de la webcan, un desconocido entra en el domicilio de la chica y le hace testigo de una violenta realidad que ignoraba, y en la que se verá inmerso hasta arriesgar su vida, víctima y héroe de un submundo en que las reglas del juego se escriben con sangre. Un “reality” que le atrapa en la pequeña pantalla de su ordenador, tirando de su corbata de ejecutivo, tal vez para ahorcarle. Pero decidido a ayudar a la chica, tendrá que convertirse en un héroe inesperado y salvar las inverosímiles dificultades que se le irán presentando.

    Comentario

    Película que hace un guiño a "La ventana indiscreta" de Alfred Hitchcock, que habla del peligro de las nuevas tecnologías y de cómo nos creemos observadores cuando todos somos observados. Como en la película de Hitchcock, aquí también Antonio Hernández busca implicar al espectador en la trama. La película es thriller un psicológico, en el que no se nada violento ni desagradable, solamente el terror que cada uno va a sentir en su cabeza.