MATADOR (1986)

    20
    Titulo original: Matador
    Año: 1986
    País: España
    Duración: 105 min.
    Dirección: Pedro Almodóvar
    Guión: Jesús Ferrero y Pedro Almodóvar, según un argumento de Pedro Almodóvar.
    Música: Bernardo Bonezzi. Tema musical: "Espérame en el cielo", interpretado por Mina.

    Intérpretes

    Assumpta Serna, Antonio Banderas, Nacho Martínez, Eva Cobo, Carmen Maura, Eusebio Poncela, Chus Lampreave, Julieta Serrano, Bibi Andersen, Luis Ciges, Eva Siva, Verónica Forqué, Pepa Merino, Lola Peno, Marisa Tejada, Mercedes Jiménez, Francesca Romana, Jesús Ruyman, Milton Díaz, Angie Gray, Alicia Mora, Laly Salas, Jaime Chávarri, Marcelo García Flores, Agustín Almodóvar, Kika, Concha Hidalgo, Juan Sanchez, Antonio Passy, Kike Turmix y Julián Sánchez.

    Premios

    Nominada al Goya al Mejor Actor de reparto (Antonio Banderas). Premio al Mejor Director, a la Mejor Actriz (Julieta Serrano) y Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine Fantástico de Oporto (Fantasporto)

    Sinopsis

    Diego Montes (Nacho Martínez) es un torero retirado por una cogida. María Cardenal (Assumpta Serna), una abogada criminalista a la que en el momento del amor la gusta matar. Diego crea una escuela de tauromaquia, pero para él dejar de matar es dejar de vivir. Hacer el amor con una mujer y matarla en el último momento es lo que más se acerca al placer de una buena faena en la plaza. María es una admiradora secreta de su arte. Cuando ella mata, imita el modo de matar del torero. Ángel (Antonio Banderas), un alumno de Diego, vive con un complejo de culpa. Ha sido testigo de todas las muertes, las del torero y las de la abogada, y se culpa de todas ellas en busca de un castigo que le libere; además, intenta proteger a su maestro, por el que siente una morbosa admiración. Pero cuando Diego y María se encuentran, nadie, ni Ángel ni ellos mismos, podrán evitar lo inevitable.

    Comentario

    El amor y la muerte son los temas que trata Pedro Almodóvar en esta película que combina humor y drama y que tiene una notable influencia de "El imperio de los sentidos", de Naghisa Oshima. Fue el quinto largometraje de Almodóvar y el inicio de un cine con mayores ambiciones temáticas y artísticas que se haría más patente en su siguiente obra, "La ley del deseo". La película es la única del director producida por Andrés Vicente Gómez.