MALVALOCA (1942)

    194

    La bella Rosita (Amparo Rivelles), una muchacha andaluza conocida por Malvaloca, tiene que prostituirse ante la mala situación económica familiar, engendra una hija y se convierte en la amante de Salvador García (Manuel Luna). Años después, el asturiano Leonardo (Alfredo Mayo) se asocia con Salvador García para montar una fundición en el pueblo andaluz de Las Canteras, conoce a Rosita, se enamora de ella y, tras ponerle un piso y convivir una temporada, decide casarse con ella, gracias al apoyo de su hermana Juanela (Rosita Yarza) y deberá luchar contra sus escrúpulos y contra el rechazo social que provoca el pasado de Rosita, enfrentándose a cuantos la conocen.