M, EL VAMPIRO DE DÜSSELDORF (1931)

    Titulo original: M, Mörder Unter Uns
    Año: 1931
    País: Alemania
    Duración: 117 min.
    Dirección: Fritz Lang
    Guión: Fritz Lang y Thea von Harbou, según un artículo de Egon Jacobson.
    Música:

    Edvard Grieg.


    Intérpretes

    Peter Lorre, Otto Wernicke, Theo Lingen, Rudolf Blummer, Gustav Gründgens, Theodor Loos, Ellen Widmann, Inge Landgut, Ernst Stahl-Nachbaur, Paul Kemp, Georg John, Friedrich Gnaß, Fritz Odemar, Franz Stein, Gerhard Bienert, Karl Platen, Rosa Valetti, Hertha von Walter, Behal Carrell, Josef Dahmen, J.A. Eckhoff, Else Ehser, Karl Elzer, Ilse Fürstenberg, Anna Goltz, Heinrich Gotho, Heinrich Gretler, Günther Hadank, Albert Hoermann, Ellen Sienta, Karl Junge-Swinburne, Albert Karchow, Werner Kepich, Hermann Krehan, Kurth Leeser, Rose Lichtenstein, Lotte Loebinger, Sigurd Lohde, Alfred Loreto, Hanna Maron, Paul Mederow, Margarete Melzer, Trude Moos, Hadrian Maria Netto, Günter Neumann, Neumann-Schüler, Katharina Nied, Maya Norden, Fred Nurney, Edgar Pauly, Klaus Pohl, Franz Poland, Eduard Rebane, Paul Rehkopf, Bertold Reissig, Ernst Rhaden, Hans Ritter, Max Sablotzki, Agnes Schulz-Lichterfeld, Leonard Steckel, Wolf Trutz, Otto Waldis, Borwin Walth, Rolf Wanka y Bruno Ziener.

    Sinopsis

    En la ciudad de Düsseldorf anda suelto un asesino de niñas causa pavor entre la población, creando una paranoia colectiva que va in crescendo El criminal Hans Beckert (Peter Lorre) es un oscuro empleado que vive solo en una anodina pensión. La policía está al borde de la desesperación; el ayuntamiento exige resultados, la gente clama por la aparente incompetencia de las autoridades. Así, los esfuerzos de la policía se vuelven cada vez más abusivos y autoritarios: inspección de casas a discreción, acoso de ciudadanos sospechosos deteniendo a cualquier persona mínimamente sospechosa, diarias redadas de antros y sitios de reunión del elemento criminal. Nada da resultado y todos los sectores de la sociedad se movilizarán en la búsqueda del peligroso infanticida. Por su parte, los jefes del hampa, furiosos por las redadas que están sufriendo por culpa del asesino, deciden buscarlo ellos mismos, dado que la presión policial les está arruinando sus negocios.

    Comentario

    Uno de los más grandes títulos de la primera etapa alemana de Fritz Lang, famoso entre otras razones por su soterrada denuncia del nazismo de su época. Peter Lorre llevó a cabo aquí una impresionante interpretación de un asesino psicópata en cuya figura se resumen buena parte de los males de una sociedad hipócrita y enferma. La película, la primera sonora de su director, está inspirada en el caso real de Peter Kürten, que asesinó a varios niños en la ciudad de Düsseldorf.